EFEMadrid

La dignidad literaria de Miguel Delibes, su talento narrativo, el profundo respeto a la naturaleza y su reivindicación de las palabras del mundo rural han sido resaltados este viernes en el homenaje que la Real Academia (RAE) ha rendido a uno de sus académicos más insignes en el centenario de su nacimiento.

Bajo el título "Delibes a los cien", la Real Academia ha realizado un homenaje al escritor con dos mesas redondas en la que también han participado dos de sus hijos, Elisa y Miguel Delibes de Castro, que han aportado los recuerdos más familiares de su padre en relación a la RAE.

En uno de los coloquios, "Delibes se escribe con e", los académicos Luis Goytisolo, Luis María Ansón y Darío Villanueva, y la presidenta de la Fundación Miguel Delibes e hija del escritor, Elisa Delibes, han recordado la figura de este escritor, que llego a la RAE en 1975, dos años después de que fuera elegido académico con una candidatura que había sido presentada por Vicente Aleixandre, Juan Antonio Zunzunegui y Julián Marías.

Elegido por poca diferencia, por 14 votos a 13 que obtuvo José García Nieto en la votación, Miguel Delibes recibió una llamada en la que le comunicaron la decisión de la RAE y, al colgar, dijo a su familia: "No me han dado estopa de milagro", ha recordado este viernes su hija.

Y les invitó a todos a cenar. Una jornada muy alegre porque "todavía no había pasado nada terrible" en su familia, como fue la muerte de su madre, ya ocurrida cuando Delibes tomó posesión de la silla "e" dos años después, una jornada que ha recordado Elisa Delibes con más tristeza por la ausencia de Ángeles de Castro.

Julián Marías, en la respuesta al discurso que hizo Miguel Delibes en la RAE, indicó cómo éste estaba "incurablemente herido", ha rememorado Elisa Delibes, que ha considerado el homenaje rendido a su padre como "lo máximo a lo que ha podido llegar en su centenario".

El académico y periodista Luis María Ansón ha recordado cómo conoció a su admirado Delibes, en el despacho del entonces director del periódico ABC, Torcuato Luca de Tena, del que el escritor vallisoletano era colaborador.

Una colaboración que Delibes abandonó porque se contó que el jurado del premio Mariano de Cavia, del que formaba parte, había otorgado por unanimidad el galardón a Gonzalo Fernández de la Mora cuando él no lo había hecho y como no se publicó su carta de rectificación, decidió dejar de escribir para el periódico, ha explicado Ansón.

Cuando el propio Ansón fue nombrado director del ABC acudió a Valladolid a hablar con Delibes y consiguió que volviera a escribir para el periódico: "aprendí lo que era la dignidad literaria" con este gesto, ha señalado el periodista, que ha asegurado que "además de buen escritor, era todavía mejor ser humano".

Anson ha incluido a Delibes entre los tres mejores novelistas que tiene la lengua castellana, junto a Miguel de Cervantes y Benito Pérez Galdós, un escritor "excepcional": "Si hay un escritor del siglo XX que se merecía el Premio Nobel de Literatura era Delibes!.

Un escritor que creó un lenguaje nuevo al incorporar palabras sobre la naturaleza", ha dicho Anson, que también le ha recordado como la persona más progresista que ha conocido, siempre a favor de la mujer y contrario al machismo.

El filólogo y exdirector de la RAE Darío Villanueva ha recordado su primer encuentro, como lector, con Miguel Delibes y cómo en su tesis estudió el tratamiento del tiempo en la novela del escritor vallisoletano, en lo que "era un maestro", al contar una historia en un tiempo muy concentrado.

Villanueva ha señalado también como unos momentos extraordinarios cuando viajaron por Holanda en unas conferencias en las que hizo de "telonero" de Delibes y ha considerado que los dos grandes mitos de su literatura son el de Caín y Abel y el de la naturaleza.

Luis Goytisolo ha destacado también su admiración por Delibes desde que era un bachiller, cuyas lecturas le influyeron para acercarse a la prosa en lugar de a la poesía.

Y ha subrayado su respeto por la naturaleza: "era el cazador más respetuoso con la naturaleza que ha escrito sobre caza".

"La España llenada por Delibes" ha sido otro de los coloquios celebrado en la RAE, en el que, moderado por la periodista Ángela Nuñez, han participado Miguel Delibes de Castro, biólogo e hijo de Miguel Delibes, Pilar Fraile, experta en literatura de lo rural, y María Sánchez, veterinaria y escritora.

Miguel Delibes de Castro ha recordado cómo su padre quiso que el discurso de ingreso en la Real Academia fuera un alegato por la preservación de la naturaleza y cómo destacó durante su vida la necesidad de saber nombrar adecuadamente todo lo relacionado con el campo. EFE

cn/aam

(foto) (video)