EFEValladolid

La reapertura este viernes de la Casa Museo de Zorrilla, a través de visitas guiadas presenciales, ha iniciado la desescalada en los museos, salas de exposiciones y centros culturales dependientes del Ayuntamiento de Valladolid, casi una veintena.

"Lógicamente han venido gente de la ciudad porque todavía no hay turistas y ya tenemos varios grupos concertados a través de citas previas", ha explicado a Efe Paz Altés, directora de la casa-museo donde residió junto a su familia el poeta romántico José Zorrilla, y que alberga también la sede de la Feria del Libro de Valladolid.

Cada visita está limitada a un máximo de tres personas si no conviven y a cinco en el caso de que compartan un mismo espacio doméstico, y entre cada recorrido se ha establecido una demora de 45 minutos para desinfectar las estancias.

"En el caso de museos pequeños como el nuestro, no hemos tenido demasiados problemas para reabrir después de más de dos meses, porque sus dimensiones nos permiten tener muy controlado el itinerario", ha manifestado la directora.

Un protocolo de seguridad, una mampara de protección en recepción y útiles higiénico-sanitarios a disposición de los visitantes (gel y guantes) han caracterizado esta reapertura.

Como medida de seguridad, los aseos han sido clausurados y el jardín romántico, en el exterior de la casa-museo, ha limitado su aforo a treinta personas.

"El problema vendrá en septiembre, con el nuevo curso escolar y las visitas de grupos escolares", ha anticipado Altés. EFE