EFEValladolid

El cine europeo y de autor, con directores clásicos y consagrados frente a valores emergentes entre los que figura una nutrida nómina de mujeres, condensa un año más la sección oficial de la 64ª Semana Internacional de Cine de Valladolid (Seminci), que este jueves ha presentado su director, Javier Angulo.

La ficción contiene, no obstante, altas dosis de realidad en la temática mayoritariamente elegida por los realizadores: la oleada de refugiados en Europa y su integración, las dificultades de la mujer y la aceptación de los inmigrantes en las sociedades desarrolladas, dentro de una sección oficial y un festival "intenso y fructífero".

En esa definición, Javier Angulo ha incluido también la "indudable apuesta por el cine español" con la inauguración de la Seminci con una película española como "Intemperie", la adaptación de la novela homónima del escritor Jesús Carrasco, para la que su director, Benito Zambrano, ha escogido a Luis Tosar como hilo conductor.

El serbio Goran Paskaljevic ("Nonostante la nebbia"), los hermanos belgas Jean-Pierre y Luc Dardenne ("Le jeun Ahmed") y el islandés Rúnar Rúnarsson ("Bergmál") son algunos de los referentes consagrados de cine europeo que competirán por la Espiga de Oro, a los que se añade fuera de concurso el finés Mikka Kaurismaki ("Master Cheng") en la clausura del festival (del 19 al 26 de octubre).

Cinco mujeres, todas ellas con sus óperas primas, aportarán "talento y paridad" a la principal sección competitiva, dos de ellas con la película que representará a sus respectivos países a los Oscar de Hollywood en la categoría de habla no inglesa: por Argelia Mounnia Meddour ("Papicha") y por Marruecos Mariam Touzany ("Adam").

Todas ellas relatan conflictos sociales, con mujeres protagonistas y el trasfondo de la religión e inmigración, como ocurre con las búlgaras Mina Mileva y Vesela Kazakova ("Cat in the wall") y la franco-tunecina Manele Labidi Labbé ("Un divan à tunis"), a las que se añade la escritora china Lulu Wang con el drama familiar "The farewell".

Georgia es el país invitado en esta edición y su representante es Da Cven Vicekvet ("And then we danced"), con la que representará a su país en los Oscar al igual que hará para Brasil Karim Aïnouz ("A vida invisible de Eurídice Gusmao").

España, además de con Benito Zambrano, optará con el novel Pablo Menárguez ("El plan") en la sección oficial, dieciocho títulos -uno fuera de concurso- que evaluará un jurado internacional presidido por la directora y guionista española Josefina Molina y del que formará parte, entre otros, la escritora Rosa Montero.

"Esta será una Seminci de bastantes conmemoraciones", ha explicado el director, Javier Angulo, en referencia a documentales que engrosarán otras secciones y ciclos específicos o especiales de proyecciones como "La Agencia", sobre los 80 años de la creación de la Agencia EFE; y "La X de MAX", producido por RTVE en recuerdo del próximos centenario del nacimiento de Miguel Delibes (1920-2010).

El certamen recordará los 80 años del final de la Guerra Civil, con películas del NO-DO y cintas particulares coloreadas, y el 130º aniversario del nacimiento de Charles Chaplin con la proyección de "Tiempos modernos" con la rúbrica musical de la Orquesta Sinfónica de Castilla y León (OSCyL).

Un tota de 275 películas, entre secciones y ciclos, serán proyectadas entre el 19 y el 26 de octubre, seleccionadas de entre 2.000 títulos de los que 1.300 han sido recibidos en la sede de la Seminci y 300 visualizados en distintos festivales por la organización, integrada por 300 personas.

"Vamos a recibir a 1.300 invitados y a meter 100.000 personas en las salas de cines", ha resumido Angulo, director desde 2008 y que cumple doce ediciones al mando, el tercero más longevo en la historia de la Seminci después de los veinte de Fernando Lara y los diecisiete del primero, Antolín de Santiago y Juárez. EFE