EFEValladolid

Lope de Vega, uno de los dramaturgos españoles del Siglo de Oro más prolífico y conocido, muestra esta noche en el festival Olmedo Clásico el 'clasismo' y el deseo a ritmo de bolero, de la mano de la Compañía Nacional de Teatro de México, que ha cruzado el charco para traer a España su original propuesta.

Tras pasar por Almagro con una gran acogida por parte del público, "El perro del Hortelano" se pondrá en escena en el Palacio del Caballero de Olmedo con una trama ubicada en el México de los años 40, el de las películas de Juan Orol y Figueroa, y en la que la música "mexicaniza" aun más este trabajo de Angélica Rogel.

Tanta importancia cobra, que el propio músico de la compañía, Carlos Gómez, ha escrito un bolero con el texto de la obra de Lope, según se iba escenificando, y ha puesto todo su empeño en elegir con el mayor acierto posible las piezas que la acompañan.

La actriz Karla Camarillo interpreta el papel de Marcela, empleada de la condesa Diana que se enamora del secretario de ésta, para iniciar un enredo amoroso nacido de los celos, una relación que aprovecha para hablar del 'clasismo' en México "donde sigue estando muy vivo en la actualidad", ha explicado a Efe.

"El dinero clasifica a las personas, es así de triste y de real, pero en México esta diferenciación sigue estando muy marcada, y esta obra lo retrata muy bien a través del conflicto que produce enamorarse de alguien perteneciente a otra clase social y permite acercarlo a todos los públicos", ha matizado.

De hecho, tal y como ha advertido Andrés Weis -Ricardo, Octavio y Ludovico en "El perro del hortelano"-, "curiosamente, a pesar de que se trata de una ambientación mexicana, con un acento diferente, el público español ha sido más receptivo, quizá porque conoce bien la obra y sabe lo que espera de ella".

Al contrario de lo que sucedió con la compañía argentina de teatro clásico, que ha estado cuarenta años sin venir a España y que tiene pocas opciones de abrir su gira fuera del país, en la mexicana cuentan con apoyo institucional y salen de sus fronteras con asiduidad.

"Es cierto que se va volviendo cada vez más difícil salir de México, porque el apoyo va menguando, pero esperamos poder seguir haciéndolo, ya que la cultura no es un lujo sino un reflejo de la sociedad y una gran carta de presentación para cualquier país", ha destacado Weis.

Se trata de una Compañía Nacional con una intensa actividad, ya que acaba de estrenar varias obras de dramaturgos mexicanos y mantienen su pasión por los clásicos, con una adaptación de "El criticón", de Baltasar Gracián, "en clave multimedia y con un espectáculo de gran formato".

También van a subir a los escenarios "La Celestina", de Fernando de Rojas, el último proyecto de Rosenda Monteros, fallecida a principios de este año, y a la que quieren homenajear con esta obra, a lo que se añadirá una colaboración que les permitirá llevar a otros estados mexicanos -comenzarán por Guadalajara- su forma de trabajar. EFE