EFEValladolid

La plantilla del Real Valladolid ha recordado y rendido un sentido homenaje a las víctimas de la COVID-19, antes de iniciar la primera sesión del trabajo colectivo, con el que se recupera prácticamente la normalidad, 80 días después del último entrenamiento antes del confinamiento.

Los jugadores y el cuerpo técnico del equipo blanquivioleta, guardaron un sentido minuto de silencio en memoria de las personas fallecidas por la pandemia, antes de iniciar el entrenamiento, el primero en el que han podido trabajar unidos como lo hizo, por última vez, el 13 de marzo.

Según ha informado el club en nota de prensa, el entrenador, Sergio González, ha podido contar con toda la plantilla -incluido Pedro Porro, quien completó la primera parte de los ejercicios, y cinco canteranos del Promesas-, para realizar trabajo con balón, con intensos partidos en espacio reducido.

En el caso de Óscar Plano, Javi Sánchez y Waldo, realizaron trabajo individualizado, según el programa establecido por el cuerpo médico para la gestión de carga física.

Todos tienen ya en mente el primer partido de LaLiga, que les enfrentará, el próximo 13 de junio a las 19,30 horas, en Butarque, al Leganés, al que sucederá el enfrentamiento con otro rival directo por la permanencia, el Celta de Vigo, que tendrá lugar en el estadio José Zorrilla el miéroles 17 de junio a las 19,30 horas.

Este martes, a las 09,30 horas, nueva sesión de trabajo en los Anexos, para seguir preparando el regreso a la competición con esos dos importantes, ya con fecha y hora fijadas, de cara a la salvación. EFE