EFEAtapuerca (Burgos)

La séptima edición de los ‘Premios Evolución’ ha mirado al pasado para reconocer el trabajo del científico francés Yves Coppens en el estudio de la prehistoria y el papel que jugaron Juan Vicente Herrera como presidente de la Junta de Castilla y León y Ángel Olivares como alcalde de Burgos en la generación del complejo de la Evolución Humana.

Los premios se han entregado este jueves en un acto conducido por los tres codirectores de los yacimientos -Juan Luis Arsuaga, Eudald Carbonell y José María Bermúdez de Castro- en el propio complejo.

En su discurso, Yves Coppens, paleoantropólogo, prehistoriador y profesor del Museo de Historia Natural de París y del Collége de Francia, reconocido con el Premio a los Valores Científicos, ha recordado que conoció al primer director de Atapuerca, Emiliano Aguirre, en 1978, cuando solo se trabajaba en la Trinchera del Ferrocarril y faltaban muchos años para la declaración del complejo como Patrimonio de la Humanidad.

Ha llamado la atención sobre el crecimiento del proyecto, con el trabajo en nuevos yacimientos, y ha destacado que “es uno de los más importantes del mundo y, desde luego de Europa”, sobre todo por su capacidad de ofrecer un panorama completo de la evolución humana desde hace prácticamente un millón de años hasta la actualidad.

Por su parte, Juan Vicente Herrera, que ha recibido el Premio a los Valores Humanos junto al ex alcalde de Burgos Ángel Olivares, ha expresado su “satisfacción y alegría” porque la entrega del premio se hace en Atapuerca en plena campaña de excavaciones, pese a las limitaciones obligadas por la pandemia.

"Atapuerca es la piedra angular de todo un proyecto en su entorno y la base científica que provoca también riqueza económica, cultural, divulgativa y social", ha afirmado Herrera.

El ex presidente de la Junta de Castilla y León ha insistido en su agradecimiento al ex alcalde de Burgos, el socialista Ángel Olivares, al que ha atribuido el papel de “visionario y pionero” por su idea de construir en Burgos el Complejo de la Evolución Humana.

En este sentido, ha señalado la importancia del apoyo de los consejeros de Cultura de la Junta de Castilla y León "desde Tomás Villanueva a Josefa García Cirac", aunque ha insistido en que fue fundamental “el coraje, voluntad y capacidad de ilusionar” del entonces alcalde de Burgos, Ángel Olivares, que le presentó el proyecto en 2001.

Tras recordar como le presentó la idea en el Ayuntamiento de Burgos en 2001, Herrera ha señalado que en 2003 se firmó un acuerdo de colaboración de ambas administraciones para lanzar el proyecto, partiendo de "primar los intereses generales a partir de una idea pionera".

Para Olivares, el premio debería corresponder en realidad a toda la sociedad burgalesa “que fue la que impulsó el proyecto del Complejo de la Evolución Humana”.

Todo el proyecto Atapuerca representa para Olivares “la incorporación al patrimonio común de Burgos y de España el valor de Atapuerca y todo lo que implica”, porque supone “un gran activo para la ciudad de Burgos pero, sobre todo, atrae y retiene talento y genera confianza”.

Olivares ha advertido de que la cercanía de Atapuerca no debe impedir apreciar su relevancia a nivel mundial”, lo que implica que Burgos también se sitúa en el mapa gracias a los yacimientos y todo lo que se mueve en su entorno.

Los premios consisten en esculturas donadas por el artista Óscar Martín: una para el ‘Premio Evolución’ a la labor científica, que lleva por título ‘Dualidad’ y representa a dos homínidos apoyados espalda contra espalda; y el premio a los Valores Humanos, titulado ‘Adición’, que es una figura antropomorfa. EFE