EFEValladolid

La plataforma Creando Escena, de reciente constitución entre los profesionales de las artes escénicas en Castilla y León, pretende erigirse en un lugar de encuentro, análisis e interlocución "como forma de afrontar una realidad que nos ha golpeado a todos".

"Es momento de revisar los planteamientos establecidos y cambiar modelos obsoletos que han demostrado su mal funcionamiento", explica la plataforma a través de una nota informativa difundida este lunes donde expone su deseo de "evolucionar y revolucionar" el sector para adaptarse a los nuevos tiempos.

Bajo la premisa de que las artes "deben ser parte integrante de la vida", Creando Escena se presenta como un espacio para dar cabida, cobertura y asistencia a los profesionales de las artes escénicas, desde el creador hasta el intérprete, para compartir ideas y asesoramiento.

Otro de los objetivos, añade el comunicado, es la puesta en marcha de iniciativas "para paliar y gestionar de un modo razonable la situación actual", inmersa en un contexto de incertidumbre "que hace peligrar el tejido ya de por sí precario de nuestro sector".

Esta plataforma se ha ofrecido ante la administración pública como interlocutor para buscar vías de diálogo, entre otras materias, sobre la gestión de espacios escénicos, políticas de ayudas y profesionalización.

Del otro lado, pretende una comunicación directa con los públicos para "sentir la ciudadanía de Castilla y León" como parte integrantes de las artes escénicas.

"Hoy vivo y trabajo en Castilla y León, y me he dado cuenta de que no está vacía. Es rural, joven, tecnológica y octogenaria", señala el manifiesto fundacional de Creando Escena antes de afirmar su convencimiento de que "ahora es una oportunidad para estudiar el pasado, alimentar el presente y creer en el futuro".

Representantes de la plataforma se han reunido ya con el consejero de Cultura, Javier Ortega, así como con el viceconsejero, Raúl Fernández, para informar de su creación, exponer su declaración de intenciones y ofrecerse como canal de diálogo y mediación. EFE