EFEZamora

Los tres lustros de la etapa creativa del poeta Claudio Rodríguez (Zamora, 1934-Madrid, 1999) que quedaron reflejados en su último poemario, "Casi una leyenda", se repasan en la exposición "Claudio Rodríguez. De la aurora a la piedra. Casi una leyenda".

El recorrido expositivo, inaugurado este miércoles en la sala de exposiciones de la Biblioteca Pública del Estado en Zamora, se completa con unas jornadas que rescatan y ponen en valor la obra del poeta zamorano, coincidiendo con el vigésimo aniversario de su muerte.

La muestra, organizada por el Seminario Permanente Claudio Rodríguez y la Fundación Jorge Guillén, incluye manuscritos de algunos de los poemas, en su mayoría no expuestos al público antes, junto a diversos documentos y la traducción inédita de uno de los poemas a todas las lenguas ibéricas.

El visitante puede llevarse como recuerdo de la exposición una reproducción del último borrador autógrafo del poema "Lamento a Mari", junto con su traducción al catalán, el gallego, el portugués y el vasco.

El manuscrito de "Balada de un treinta de enero", el retrato que le hizo el pintor Carlos Evangelista o el billete de avión del viaje que realizó a Nueva York en 1980 son algunos de los objetos que introducen al visitante en el mundo poético de Claudio Rodríguez.

La exposición saca de los archivos de la Fundación Jorge Guillén los manuscritos de este poeta y académico que obtuvo en vida algunos de los mayores premios poéticos, como el Adonáis de 1953, el Premio Nacional de Poesía 30 años después o, una década más tarde, el Príncipe de Asturias y el Reina Sofía de Poesía Iberoamericana.

El comisario de la muestra, Miguel Casaseca, ha destacado los reconocimientos que recibió Claudio Rodríguez en los quince años que tardó en escribir su último poemario, entre 1976 y 1991.

La exposición se divide en seis partes y arranca con los documentos autógrafos de los primeros poemas, la correspondencia personal en la que hace referencia a esos textos y el viaje que efectuó a Nueva York.

Al respecto, el comisario de la muestra ha subrayado que los hispanistas norteamericanos "siempre estuvieron muy pendientes de la obra Claudio Rodríguez" desde que en 1976 le dedicaron la primera tesis doctoral, a la que luego siguieron otras en las universidades de Columbia, Texas o Kansas.

El recorrido expositivo también repasa los primeros poemas de "Casi una leyenda" publicados en revistas literarias e incluye un audiovisual con la lectura que el propio autor realizó de "La mañana del búho" en un encuentro de poetas de la Generación del 50 en Oviedo.

Su lección de ingreso como académico de la RAE, los poemas ambientados en el País Vasco con la temática del amor como renuncia o los manuscritos de los poemas que dedicó a la muerte son algunas de las serendipias que descubre la exposición, que también explica el proceso de creación y muestra el primer ejemplar del poemario.

El viceconsejero de Cultura de la Junta de Castilla y León, Raúl Fernández Sobrino, ha destacado la importancia desde el punto de vista cultural y de la creatividad que supone poder seguir el proceso creativo de "Casi una leyenda". EFE