EFEValladolid

La convivencia escolar en Castilla y León "goza de buena salud" con una conflictividad que desciende de forma progresiva, lo que también repercute en la consideración que tiene esta comunidad autónoma como un "referente académico" según los informes de evaluación internacional, entre ellos PISA.

"Es una coincidencia generalizada el alto grado de satisfacción en el trabajo de convivencia escolar. Goza de buena salud con una conflictividad baja y unos incidentes graves que son muy puntuales y específicos", ha diagnosticado Lucas durante una rueda de prensa celebrada este viernes en Valladolid.

Ha sido después de asistir a la reunión de la Sección de Convivencia Escolar del Observatorio Escolar de Castilla y León, donde han sido presentados y analizados los datos correspondientes al curso 2018/2919, con un total de 54 casos confirmados de acoso y 38 de ciberacoso.

El acosador tiene un perfil netamente masculino (en seis de cada siete casos), mientras que se equilibra entre sexos, prácticamente a partes iguales, en lo que al ciberacoso se refiere.

El 42 por ciento de los episodios confirmados se centra en el primer y segundo curso de Educación Secundaria Obligatoria (ESO) (entre doce y catorce años de edad), y el resto en los últimos cursos de Educación Primaria (entre diez y doce años).

En concreto, por etapas educativas, los 54 acosos contrastados se produjeron en la ESO (36), Primaria (16), Ciclos de Formación Profesional Básica (1) y Bachillerato (1), mientras que los 38 certificados a través de las redes y otros dispositivos tecnológicos tuvieron una similar distribución: ESO (32), Primaria (4) y Bachillerato (2).

Por provincias, la mayor parte de los acosos y ciberacosos verificados se produjeron en Valladolid (17/14), por delante de Burgos (7/10), León (7/6), Segovia (6/6), Salamanca (6/1), Palencia (5/1), Ávila (3/0), Soria (3/0) y Zamora (0/0).

Castilla y León y Extremadura, ha recordado la consejera con datos del último informe PISA, "son las dos comunidades autónomas con menor exposición al acoso escolar".

Rocío Lucas ha elogiado estos datos dentro de una comunidad escolar que suma más de 350.000 alumnos escolarizados en 1.078 centros educativos, y ligado esta baja intensidad tanto a las prácticas restaurativas como a las actuaciones encaminadas a lograr el "máximo respeto" al maestro por parte de alumnos, padres, madres y sociedad en general, ha subrayado.

"Mal futuro auguro a una sociedad que no respeta al maestro", ha insistido antes de incidir en este aspecto como uno de los ejes de la calidad del sistema educativo.

Lucas ha reiterado el compromiso de "seguir avanzando para reforzar la posición de los docentes, reducir las incidencias que les afectan y, en los casos más graves, afortunadamente pocos, ofrecerles todo nuestro apoyo".

Respecto al curso anterior disminuye el alumnado inmerso en algún tipo de incidencia al igual que el reincidente y, dentro de la tipología de los acosos, los relacionados con aspectos físicos, procedencia geográfica, cultura, sexo e identidad sexual.

Más de seis de cada diez colegios e institutos comunican alumnado con incidencias, de ellos seis de cada diez públicos y ocho de cada diez concertados.

Los centros educativos de Valladolid comunicaron la mayor parte de las 717 registradas durante el curso escolar 2018/2019, con 147, por delante de León (126), Burgos (107), Salamanca (100), Zamora (56), Palencia (52), Segovia (49), Ávila (46) y Soria (34).

La consejera, por último, ha llamado la atención sobre la importancia de las denominadas "prácticas restaurativas" puestas en marcha desde hace dos años, basadas en programas de mejora de la competencia personal en los que puede participar la familia con el fin de promover el respeto de los alumnos polémicos hacia sus compañeros, así como su adecuada integración en el grupo". EFE