EFEZamora

Acaba de arrancar su segunda temporada en el Arsenal como científica de datos de este club londinense de la Premier y sus conocimientos en la materia los aplicó en el Eurobasket femenino que España ganó la pasada semana en Serbia, donde Susana Ferreras se colgó un oro como delegada del equipo.

Ingeniera de Telecomunicaciones especializada en macrodatos, Ferreras no tira penaltis ni mete canastas, pero su dominio de los algoritmos de búsqueda y la inteligencia artificial pueden llevar a un portero a conocer el punto débil de quien tira la pena máxima, o a un entrenador a saber qué combinación de jugadoras es la más eficaz para meter un triple en los últimos segundos.

Por ello, el equipo que entrena Unai Emery fichó a esta zamorana de 35 años para formar parte de su equipo de inteligencia de datos y esa labor, aunque a menor escala, la ha aplicado también a las órdenes de Lucas Mondelo en la selección española femenina que el pasado domingo ganó el Campeonato Europeo de Baloncesto.

En el Eurobasket se le ha podido ver fugazmente en el banquillo español, sin apenas levantar cabeza, anotando a bolígrafo las estadísticas, aunque su mayor aportación a la selección ha llegado después, al volcar los datos al ordenador.

Ferreras ha explicado en una entrevista con la Agencia EFE que en la selección española trabajan con proveedores de datos como Instat, que etiquetan los partidos y les ayudan a obtener lo que denominan estadística avanzada.

"Así podemos analizar, por ejemplo, los números de las jugadoras propias y las rivales y la combinación de jugadoras por parejas, tríos o quintetos para entender los matices especiales que se pueden necesitar en algún momento del partido", ha detallado.

Aunque su labor se centra en la preparación de esos datos, ha aclarado que al final las decisiones las toman entrenadores y preparadores físicos pero "cuanta más información tengamos, mejor".

Su trabajo como delegada en la selección femenina de baloncesto, al que luego ha añadido el de experta en macrodatos, lo desarrolla desde hace ocho años, primero en la sub-18 y la sub-19, y desde hace cinco en la selección absoluta.

Su quinquenio ha coincidido con la época dorada de la absoluta, que en este tiempo ha logrado un bronce en el Europeo de 2015, otro en el Mundial del año pasado, una plata en los Juegos Olímpicos de 2016 y dos oros en los Eurobasket de 2017 y 2019.

Pese a la acumulación de triunfos, esta experta en macrodatos ha relativizado su trabajo: "yo no meto canastas, al final el mérito es de jugadoras y entrenadores".

Ha reconocido, no obstante, que la estadística ha avanzado mucho y la minería de datos puede añadir "pequeños márgenes a un conjunto de cosas", ya que son "granitos de arena que se suman al final a todo el trabajo de mucha gente".

Ver quién aporta más en defensa y en ataque o en ciertos momentos de juego, estudiar las tendencias de tiro, los movimientos clásicos de equipo o el rendimiento individualizado son algunas variables que esta zamorana aplica en la inteligencia de datos.

A Susana Ferreras el amor por el baloncesto le llevó a estar durante dos décadas vinculada al Zamarat, un club que pasó en ese tiempo de ser un equipo zamorano de colegio a medirse con los grandes en la máxima categoría del baloncesto femenino español.

De forma paralela, estudió Ingeniería de Telecomunicaciones en Valladolid y se incorporó a la vida laboral en el centro de I+D que Telefónica tiene en el Parque Tecnológico situado en Boecillo (Valladolid), para luego pasar a la sede central de la empresa en Madrid y trabajar después para Vodafone en Londres.

En esas multinacionales, la inteligencia de datos la aplicó al ámbito de la telefonía pero desde el año pasado esa labor la lleva al deporte como científica de datos del Arsenal.

En ese trabajo no está sola en el club inglés y junto a ella hay un equipo de una decena de ingenieros e informáticos que se encargan de navegar en un inmenso océano de datos, con millones de partículas de información procesadas -más de dos millones por cada partido-, para de entre todas ellas extraer las conclusiones más valiosas.

Ferreras ha señalado que el objetivo en el club que entrena Unai Emery es el de ayudar a que la toma de decisiones se base en datos, para lo que analizan un sinfín de variables propias y del rival.

En el fútbol español, ha añadido, la inteligencia de datos aún no está tan desarrollada pero en un futuro puede alcanzar una dotación de medios y personal similar a la de los grandes equipos ingleses.

Por el momento, la científica de datos que se llevó a Londres un oro español del Eurobasket seguirá en la capital inglesa intentado dar con los algoritmos del gol para el Arsenal en la Premier League. EFE