EFEValladolid

La narrativa de Miguel Delibes no difiere en sus premisas humanistas, de respeto a la naturaleza y dolor por el desarraigo e injusticias sociales de su trayectoria personal, hasta el punto de que ambas se encuentran "perfectamente entrañadas", ha explicado este jueves la periodista Gemma Soriano.

Este es el mensaje de "La X de MAX", el documental dirigido por Gemma Soriano y Manel Arranz que TVE estrenará el 26 de octubre dentro de la 64ª Semana Internacional de Cine de Valladolid (Seminci), un día antes de hacerlo en el programa "imprescindibles" (La2), como anticipo del centenario del nacimiento del escritor.

Este jueves habría cumplido 99 años un novelista que fue "un buen observador" en cuestiones de gran trascendencia social en la actualidad, casos del cambio climático, de la despoblación y de la artera dialéctica de los políticos en busca del voto durante periodos electorales.

Si en 1975 ya advirtió en su discurso de ingreso en la RAE del precio de las agresiones contra la naturaleza ("El sentido del progreso desde mi obra"), tres años más tarde presagió la gran sangría demográfica en el interior de España con una novela elegíaca ("El disputado voto del señor Cayo").

Son dos de los ejemplos que Soriano y Arranz han deslizado en un documental de una hora de duración que protagonizan los siete hijos del escritor: Miguel, Ángeles, Germán, Adolfo, Juan, Elisa y Camino, a quienes el novelista infundió sus inquietudes a través de la formación académica de todos ellos en terrenos como la biología, agronomía, arqueología o literatura.

"Me gustaría que esta manera directa, entrañable y familiar de Miguel Delibes sirviera también de excusa para que se acercara a su obra la generación que no la conoció tan bien como la nuestra" a través de referentes como "Las ratas", "El camino" y "cinco horas con Mario", ha explicado en una entrevista con la Agencia Efe.

Gemma Soriano ha defendido la plena vigencia de una obra "en absoluto desfasada y antigua", como el principal valor de una literatura "muy humana, de sentimientos transversales perfectamente reconocibles por todos como el amor, el dolor por la ausencia de los seres queridos o el desarraigo".

De todo ello habla "La X de MAX", cuyo título alude al seudónimo que empleó Delibes para firmar las caricaturas que comenzó a publicar en el diario El Norte de Castilla cuando ingresó en 1941 como colaborador: la M de Miguel, la A de Ángeles -su novia entonces y luego esposa- y la X como incógnita del porvenir.

Valladolid ha sido el principal escenario del rodaje, especialmente el Campo Grande como escenario de sus paseos o la Acera de Recoletos, donde vino al mundo un 17 de octubre de 1920, pero también la casa de Sedano (Burgos) donde se refugiaba en verano y escribió buena parte de su obra.

Los nietos y bisnietos del escrito también evocan al patriarca "a través de conversaciones, no de entrevistas", donde gravita de forma omnipresente la memoria de Ángeles de Castro a través del relato "Señora de rojo sobre fondo gris" (1991), que en el documental "ocupa un lugar importante aunque no es el hilo conductor".

Otros protagonistas son Pepi Caballero, secretaria de Miguel Delibes; el actor José Sacristán; los escritores Luis García Montero y Jesús Marchamalo; y Javier Ortega, exgerente de la Fundación Miguel Delibes y en la actualidad consejero de Cultura y Turismo de la Junta de Castilla y León.

Fue un consumado cinéfilo y un asiduo espectador de la Seminci, festival donde levantó el telón en 1986 con la adaptación de "El disputado voto del señor Cayo", que en 1993 le entregó una Espiga de Honor y que desde hace años bautiza con su nombre el Premio al Mejor Guión del certamen. EFE