EFEBurgos

Más de cien dulzaineros procedentes de varias provincias de Castilla y León, Madrid y Cantabria participan este sábado en Burgos en el ‘XXXIV Día del dulzainero’, organizado por la Escuela Municipal de Dulzaina de Burgos.

La puesta en marcha de la Escuela Municipal de Dulzaina de Burgos se aprobó en 1979 por el Ayuntamiento de Burgos, si bien fue dos años antes, en 1977, cuando desde la Comisión de Festejos y Cultura Popular comenzó a gestarse la idea de crear una Escuela Municipal de Dulzaina con el fin de mantener y conservar este instrumento en trance de desaparición, dado que en esa fecha, solo quedaban siete dulzaineros con residencia en Burgos capital y cuatro en la provincia.

Fuentes de la escuela han explicado a Efe que esta entidad se complementa con la Asociación Cultural Amigos de la Dulzaina, la primera de este tipo que se creó en Castilla y León, en 1985, para promocionar, impulsar, fomentar y exaltar los valores culturales de la música tradicional y muy especialmente de la dulzaina y el tambor o caja.

El ‘Día del Dulzainero’ es una fiesta que precisamente rinde homenaje a todos los que han tocado y tocan este instrumento, personalizados en esta edición en el segoviano Frutos Martín Blanco, continuador de una saga de dulzaineros y cajistas que a sus casi 90 años lleva setenta tocando estos instrumentos, por lo que se le rendirá un homenaje esta tarde en el festival que se celebrará en la Capilla de las Bernardas de la capital burgalesa.

Durante estos 34 años de celebración del ‘Día del dulzainero’ han pasado por Burgos más de 150 agrupaciones de dulzaineros y más de mil instrumentistas. EFE

1010207

psb/orv

(foto)