EFEBurgos

La nueva campaña de excavaciones en el yacimiento de Atapuerca, presentada este viernes, espera recuperar restos de fauna que permitan reconstruir desde el punto de vista paleoecológico cómo era la zona hace 1,3 millones de años, además de restos que puedan delatar la presencia humana de esa época.

Estos trabajos se centrarán en el yacimiento Sima del Elefante que, junto al de Gran Dolina se encuentra en el espacio denominado Trinchera del Ferrocarril, uno de los tres que componen este sistema y completan Cueva Mayor (Sima de los Huesos, Portalón y Galería de las Estatuas) y Cueva Fantasma.

En todos no se podrá trabajar durante esta campaña debido a las medidas de precaución adoptadas frente a la pandemia del coronaviris, que ha obligado a reducir el número de días habitual, de 45 a 25, y el de personas, no más de sesenta, según han explicado los codirectores Juan Luis Arsuaga, Eudald Carbonell y José María Bermúdez de Castro.

Junto al director general de Patrimonio de la Junta de Castilla y León, Gumersindo Bueno, han presentado la campaña de excavaciones número 42 de la serie histórica que ha comenzado este pasado miércoles en unos yacimientos donde, desde 1984, la administración autonómica ha invertido unos siete millones de euros.

Además de vestigios animales y humanos, en Sima del Elefante continuará la excavación en extensión en uno de sus niveles, así como la localización de la base de su cavidad debido a la ralentización de los trabajos en campañas anteriores por la aparición de abundantes fósiles, ha explicado Arsuaga.

En el yacimiento Gran Dolina, perteneciente al espacio Trinchera del Ferrocarril y uno de los más mediáticos a raíz del descubrimiento de una nueva especie (Homo anteccesor), los científicos y voluntarios quieren documentar con vestigios el periodo comprendido entre 900.000 y 400.000 años de antigüedad.

En cuanto a las dos áreas restantes del sistema arqueológico de Atapierca, en Cueva Mayor los trabajos consistirán en un sondeo estratigráfico para descubrir y documentar el número de niveles de que consta su secuencia arqueo-paleontológica, ha añadido Arsuaga.

Por último, en Cueva Mayor se espera sacar a la luz un yacimiento de neandertales ya conocido gracias a las excavaciones realizadas durante años precedentes en uno de sus yacimientos, el conocido como Galería de las Estatuas que se encuentra en fase de apertura, con unos veinte metros de profundidad y donde una estalactita hallada está siendo analizada.

Como medidas de seguridad, la Fundación Atapuerca y su equipo de investigación han elaborado un dispositivo de seguridad higiénico-sanitaria frente al coronavirus basado en una evaluación de puestos de trabajo, un plan de prevención y otro de contingencia para prevenir la Covid-19.

Han sido contratados un técnico de prevención de riesgos laborales que ya trabaja sobre el terreno.

En las excavaciones de este año trabajan personas procedentes del Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana de Burgos (CENIEH); Universidad de Burgos; Universidad Rovira i Virgili; Instituto de Paleoecología Humana y Evolución Social (IPHES); Centro Mixto Universidad Complutense de Madrid–Instituto de Salud Carlos III de Evolución y Comportamiento Humano; Universidad de Alcalá de Henares; y Universidad de Zaragoza. EFE

1010207

psb-rjh

(fotos)