EFEValladolid

La 40ª edición de la concentración motera "Pingüinos" que, un año más, organiza el Club Turismoto, ha comenzado este jueves con "la prudencia y la seguridad" como principales referentes, en un año que sigue "marcado" por la pandemia y en el que se intentará alcanzar la máxima normalidad posible, según ha manifestado a los periodistas el portavoz de la organización, José Manuel Navas.

Dicha normalidad sería, según Navas, "la principal novedad" de esta cita invernal para los aficionados a las motos, que ya ha multiplicado por dos el número de inscritos, a estas alturas, con respecto a años anteriores aunque la cifra final dependerá, en gran medida, "de los efectos de la nueva ola del covid".

En este sentido, Navas, durante la visita del alcalde de Valladolid, Óscar Puentes a las instalaciones de la Antigua Hípica Militar, que acoge la concentración motera, ha precisado que "la gente se mueve entre el miedo a la enfermedad y al deseo de poder realizar una actividad al aire libre y disfrutar del ambiente".

El propio Óscar Puente ha advertido que "en un año tan complicado, debido a la pandemia, lo de alcanzar los 40.000 participantes no es lo importante, porque si no se logra esta cifra en esta ocasión, se conseguirá en 2023, ya que sigue ganando adeptos".

El edil ha destacado el hecho de poder contar con una sede fija para la realización de este importante evento para la ciudad, en la que "se siguen llevando a cabo mejoras cada año, como es el recubrimiento de todo el recinto con vallas galvanizadas de tres metros, que vendrán muy bien para conciertos u otras actividades que acoja el espacio".

"Estamos deseando que empiece ya esta nueva edición de 'Pingüinos', cuyas actividades se realizan al aire libre, con lo que el riesgo de posibles contagios es menor, y el propio vehículo con el que se mueven la mayoría de los participantes también va al aire libre", ha apuntado Puente.

Asimismo, se ha recordado, durante esta visita institucional al "nido pingüinero" que "es obligatorio el uso de mascarilla, incluso estando en espacios abiertos, puesto que así lo marca la normativa sanitaria, y mantener la distancia de seguridad para que se llegue al último día de la reunión sin ningún contagio".

En este sentido, José Manuel Navas ha incidido en esa prudencia del colectivo motero para "poder empezar con ganas la reconstrucción de la sociedad a todos los niveles, tanto en salud, como mental y económicamente" y, precisamente, en este último ámbito, ha destacado que la concentración "supone un importante impulso para la hostelería y el comercio de Valladolid".

No ha querido dejar pasar la ocasión para reivindicar "precios más económicos" en los alojamientos "porque esto supone un escaparate para la ciudad, para que a los que vienen les queden más ganas de seguir conociéndola y sería bueno facilitar ese impulso turístico".

En el primer día de "Pingüinos" ya se habían contabilizado 18.000 inscritos, aunque será a partir del viernes y el sábado cuando se produzca la masiva llegada de los fieles a esta cita. Eso sí, cada vez hay más moteros que deciden adelantar sus viajes para coger los mejores sitios en la zona de acampada y surtirse de leña para hacer buenas hogueras.

Así, se han podido ver ya este jueves aficionados a las dos ruedas procedentes de Italia o Portugal, de Cataluña, Alicante o Andalucía, ya que deben recorrer cientos o miles de kilómetros hasta llegar a un destino que tienen marcado en sus calendarios año tras año. EFE