EFEValladolid

La empresa municipal de autobuses urbanos de Valladolid (AUVASA) ha anunciado este jueves un ERTE de doscientos trabajadores tras la reducción del 91,8 por ciento de viajeros en días laborables, lo que supone la pérdida de 1,4 millones mensuales que pone en riesgo su viabilidad.

Esta cantidad representa el 50 por ciento de los ingresos de AUVASA, lo que ha llevado a plantear un ERTE de doscientos trabajadores que percibirán su sueldo al completo, según ha anunciado este jueves la empresa a través de una nota de prensa.

AUVASA ha adoptado esta medida tras estimar que sus reservas podrían quedar agotadas en junio, lo que impediría afrontar los pagos a trabajadores y proveedores.

Ante la caída de viajeros y la prolongación del Estado de Alarma, el servicio se reducirá un cincuenta por ciento a partir del próximo lunes en las líneas y horarios menos demandadas durante los días de confinamiento, con el objetivo de optimizar la utilización de recursos humanos y materiales "de forma eficiente".

Los doscientos trabajadores que se acojan al ERTE, la mayoría de ellos conductores, se sumarán por tanto a otros setenta que han permanecido inactivos desde el decreto del Estado de Alarma.

"El Ayuntamiento de Valladolid y AUVASA anticipan estas medidas con el ánimo de garantizar la viabilidad de la empresa en el corto y medio plazo, los puestos de trabajo y sin afectar a las condiciones de los trabajadores", detalla la nota.

A pesar de disminuir el servicio, la empresa ha asegurado que se seguirán cumpliendo las condiciones sanitarias y no se superará la ocupación máxima permitida por vehículo, y contará con una mejora en las líneas correspondientes a los centros hospitalarios.

Durante los últimos días, para garantizar la seguridad de conductores y usuarios, se han tomado medidas como el acceso por la puerta trasera, la instalación de mamparas protectoras, la activación automática de las puertas, la desinfección diaria de los vehículos y la prohibición del pago en efectivo. EFE