EFEValladolid

El alcalde de Íscar, Luis María Martín, ha subrayado este sábado a Efe, tras el brote declarado en esta localidad vallisoletana, que desde el Ayuntamiento se ha pedido a la subdelegación del Gobierno "refuerzo" de la Guardia Civil para "disuadir" a la población y ayudar a la Policía Municipal del municipio durante este fin de semana, ya que solo tienen cuatro agentes y dos están de vacaciones.

Respecto al protocolo a seguir si la situación se mantiene, ha subrayado que está "en contacto permanente" con la Junta de Castilla y León y ha recordado que la consejería de Sanidad publicará el lunes un comunicado oficial en este sentido.

Martín ha reconocido que está "inquieto y preocupado" y que, precisamente, estos días se hubieran celebrado las fiestas de la localidad, suspendidas por la Covid 19 y, en este contexto, ha pedido a los habitantes que "no se reúnan en peñas" porque es necesario "evitar las aglomeraciones y el contacto social".

Luis María Martín ha asegurado que tenía cierto temor a que viniera "mucha gente" de localidades cercanas durante este fin de semana y ha apelado a la "responsabilidad" individual y ha instado a los vecinos a cumplir "las normas sanitarias".

El regidor ha precisado también que el Ayuntamiento ha anulado todas las actividades programadas y ha cerrado parques infantiles e instalaciones municipales "hasta que la situación mejore".

En el comunicado publicado en la pagina web del municipio iscariense se advierte a los vecinos que quien incumpla normas y protocolos establecidos serán sancionados "duramente" por la gravedad de la situación.

La zona básica de salud de Íscar está conformada por este municipio vallisoletano, además de Cogeces de Íscar, Fuente el Olmo de Íscar, Mata de Cuéllar, Megeces, Pedrajas, Remondo y Villaverde (Segovia).

El brote de coronavirus declarado en Iscar el pasado lunes aumentó de 22 a 42 positivos en las últimas horas, 17 de ellos de empleados de un matadero de aves de la localidad, y 25 del entorno familiar, y que podría estar asociado a una comida organizada por los trabajadores el pasado día 11 de julio.

El vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, pidió ayer a toda esa zona que restrinja "al máximo" los movimientos y el contacto social, y que permanezca "atenta" a las indicaciones de la Consejería de Sanidad". EFE

jam