EFEValladolid

Entrar en un museo en una silla de ruedas cambia la perspectiva de la mirada y enfoca pliegues invisibles y ángulos ocultos para el resto, como han constatado las dieciocho personas con discapacidad física que este Día Internacional de los Museos han realizado una visita inclusiva al Nacional de Escultura de Valladolid.

Los rostros y manos retorcidas de las figuras tortuosas de Alonso Berruguete y los cuerpos perfectos de Gregorio Fernández bajo la mirada desde una silla de ruedas. Se ve diferente, como atestiguan las preguntas que los usuarios de esas sillas lanzan a Eva, la guía.

Se fijan en los ropajes, en la mirada, en las cejas fruncidas, los ojos y caras en las que Berruguete captó el alma de sus patriarcas o de ese Isaac a punto de sacrificar a sus hijos.

Mirar a los techos artesonados ya ha costado algo más. Y el suelo de acceso a través de los patios no ha impedido el traqueteo de las sillas de ruedas. "Es que es patrimonio nacional y no se puede cambiar", recuerda a Efe Rocío Molpeceres, atenta desde su silla a lo que dice la guía, en la que es su primera visita al Museo Nacional de Escultura de Valladolid.

Si no se prodigan más a la hora de visitar museos o centros culturales es por que no saben qué se van a encontrar. Si son espacios accesibles o no, aclara Rocío.

El Museo Nacional de Escultura lo es. Así lo atestigua su recién estrenado director, Alejandro Nuevo, que explica antes del inicio de la visita que es el museo con más indicadores de accesibilidad de los 16 que componen la red museística de Patrimonio Nacional, con un 86 por ciento, según el informe que este mismo miércoles presenta Ibermuseos.

"Es el Museo Nacional con mejor accesibilidad de todos los de Europa de los museos están reconocidos como patrimonio", añade el presidente de la Plataforma Representativa de Personas con Discapacidad Física de Castilla y León, PREDIF, Francisco Sardón.

Esta visita inclusiva al Nacional de Escultura de Valladolid es una colaboración entre PREDIF y la institución cultural, con el objetivo de todas las personas puedan disfrutar en igualdad de oportunidades de la cultura y del patrimonio artístico, así como visibilizar la necesidad de accesibilidad en los espacios culturales.

Sardón indica que el Museo es "un ejemplo de normalidad e inclusión social", un "referente internacional en accesibilidad", y aunque la covid ha paralizado algunas cuestiones, poco a poco se recuperan las audiodescripciones y las lupas y aumentadores, explica a Efe el director del Museo.

Cualquier persona, cualquiera que sea su discapacidad debe poder acceder a la Cultura, sostiene el subdelegado del Gobierno en Valladolid, Emilio Álvarez, que incide en que la obligación de las administraciones es que la cultura llegue a todos, "tengan la discapacidad que tengan.

En esa línea se enmarca la colaboración entre el Gobierno y Predif, que desde 2015 participa en el programa de Arte y Cultura para todos, con asesoramiento de los técnicos de la plataforma a los de los museos para aplicar los criterios de accesibilidad universal.

Pero, todavía, no siempre "las personas con discapacidad tienen acceso a la cultura y el patrimonio por no ser accesibles", advierte Sardón.EFE