El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Jesús Julio Carnero, ha expresado este viernes su desacuerdo con la orden ministerial de inclusión del lobo ibérico en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial (Lespre), ha afirmado que el objetivo tiene que ser proteger el bien primordial que es la ganadería, y ha pedido diálogo al Gobierno para que se imponga el "sentido común".

"Hay que mantener un equilibrio adecuado y no lo está habiendo", ha recalcado Carnero en declaraciones a los periodistas en León.

Igualmente, ha acusado al Gobierno de adoptar esta medida "sin dialogar y sin escuchar todos los puntos de vista", y ha recalcado que "sin agricultores y ganaderos no se puede luchar contra la despoblación".

"Desde luego con lobos el reto ganadero no se atiende, se desatiende, y eso es algo que todos debemos tener claro", ha apostillado.

Carnero ha recordado que la próxima semana se reunirán en Cantabria los consejeros responsables de Medio Ambiente de Cantabria, Castilla y León, Galicia y Asturias y los representantes de las tres Organizaciones Profesionales Agrarias con representación nacional (ASAJA, COAG y UPA).

"En ese marco se acordará el recurso judicial correspondiente", ha explicado el consejero, que ha subrayado que "hasta once comunidades están en contra de la medida del Gobierno, que a su juicio "tiene poco que ver con la ecología y más con la imposición".

"Espero que se atienda nuestra petición y que nos volvamos a sentar en una mesa y se imponga el diálogo, el sentido común y la responsabilidad, porque tiene el ganado tiene que convivir con los lobos de manera equilibrada"., ha zanjado. EFE