EFEValladolid

La consejera de Sanidad, Verónica Casado, ha asumido este martes que el servicio sanitario tiene "problemas" en el ámbito rural, pero ha hecho un llamamiento para "evitar el frentismo" y fraguar un "pacto por la sanidad" que mejore la atención a los ciudadanos.

Ante las críticas formuladas por procuradores socialistas en el Pleno de las Cortes de Castilla y León, que han aprovechado sendas preguntas sobre los hospitales de Aranda de Duero y Benavente para aludir a los planes de Sanidad respecto a los consultorios locales, Casado ha negado que pueda hablarse de "plan inhumano" para referirse al programa piloto de atención en Aliste.

Casado ha argumentado así en contra de los argumentos datos por el socialista José Ignacio Martín Benito, quien ha acusado a la consejera de llevar a cabo un "plan piloto inhumano" que "desmantela la sanidad rural" y que sirve para evidenciar que "la están liando parda en Zamora".

Martín Benito ha avisado a la consejera de que está usando a los zamoranos como "conejillos de indias", pero a pesar de que son "gente pacífica", también son "muy celosos de sus derechos".

"Pura demagogia, llamar inhumano a algo que no se conoce", ha comenzado por decir Verónica Casado, quien ha asegurado que el proyecto piloto aplicado en Aliste para tratar de mejorar la atención "emana" de algunas aportaciones socialistas en el Consejo de Salud de Castilla y León.

La consejera ha pedido a los socialistas que "no sean los adalides de la defensa de la sanidad pública" y eviten "el frentismo" en este ámbito.

La discusión entre ambos ha derivado de una pregunta sobre los problemas del servicio de urología del Hospital de Benavente, sin atención desde hace seis meses por falta de facultativos, en un problema que Casado ha reconocido como tal y ha ofrecido como solución a medio plazo "formar a más urólogos".

También ha contestado a otra pregunta sobre los plazos previstos para la construcción del futuro nuevo hospital de Aranda de Duero, formulada por el socialista Luis Briones, que ha acusado al presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, de prometer en campaña electoral que inaugurará el nuevo hospital en la presente legislatura y después no concretar.

En este sentido, Casado ha estimado que en el primer trimestre de 2020 estará adjudicado el contrato de redacción del proyecto técnico y que una vez que avance la tramitación administrativa, las obras durarán unos 1.800 días, es decir, unos cinco años, por lo que ha asumido que las obras no podrán culminarse en la presente legislatura.EFE