EFEValladolid

Castilla y León estrenará mañana, cuando entra en vigor la Orden aprobada por la Consejería de Cultura y Turismo, la nueva normativa que regula las hojas de reclamaciones en materia turística, que obliga a las empresas a ofrecer esa posibilidad y permite a los usuarios ejercer este derecho de forma telemática si se lo niegan en el establecimiento.

La Junta ha publicado este martes en el Boletín Oficial de Castilla y León una Orden que sirve para derogar una normativa que databa de 1986 y que aún no había incorporado las herramientas tecnológicas que en la actualidad pueden facilitar la presentación de reclamaciones.

Hasta ahora, los empresarios tenían que solicitar a la Administración las hojas de reclamaciones en formato de papel, lo que dejaba la puerta abierta a que, en un determinado momento, pudieran alegar ante el cliente que no disponían de ellas.

Con la modificación actual, tanto el empresario como el propio usuario, si es que el primero se la niega, pueden acceder de forma telemática a la sede electrónica de la Junta -www.tramitacastillayleon.jcyl.es-, lo que en principio puede facilitar la tramitación de más quejas o reclamaciones.

Los usuarios disponen de un plazo de dos meses desde que se aprecien los hechos que motivan la reclamación, mientras que la Junta cuenta con 15 días para tramitarla y el establecimiento otros 15 días para alegar.

La nueva normativa mantiene la posibilidad de presentar la queja de forma presencial en alguna de sus sedes administrativas, fundamentalmente las Delegaciones Territoriales competentes en materia de turismo, pero se incorpora la tramitación telemática como alternativa más sencilla en los tiempos actuales.EFE

orv