EFEValladolid

La Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO de Castilla y León ha pedido este martes al presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, que plasme "en un papel" sus palabras "escritas en el viento" y destituya al vicepresidente, Francisco Igea, y la "interpuesta" consejera de Sanidad, Verónica Casado, por gobernar "contra todo y contra todos".

En un comunicado, este sindicato ha criticado que las palabras y las acciones del "superconsejero Igea" vayan en contra de los profesionales saniarios y contra la ciudadanía en general con "soberbia, prepotencia y actitud chulesca" con una "huida hacia adelante" con "avisos" a la oposición y también a su socio de gobierno, el PP.

"Es significativo que no hace ninguna autocrítica, ni hacia él, ni hacia su consejera sanitaria, ni hacia su partido", en referencia a Ciudadanos, pero también con un "enfrentamiento" con Mañueco en materia sanitaria, como si se tratara de un "órgado" propio del juego de cartas del mus.

Para CCOO, Igea "sigue retando al presidente afirmando que seguirá adelante con su inexistente plan de reforma", ya que "reconoce que están aplicando y extendiendo un plan que no ha sido aprobado en ningún lado, lo que lo haría absolutamente ilegal". "Dice que no existe, pero que ha sido consensuado y negociado", ha resumido.

Sobre las afirmaciones de las últimas semanas acerca de que el problema no es económico, sino de falta de profesionales, el sindicato se ha preguntado "¿por qué no han desarrollado el decreto de plazas de difícil cobertura? ¿por qué no ha abordado la equiparación y mejora de las retribuciones? ¿por qué no ha cumplido el acuerdo de las 35 horas? y ¿por qué se van prácticamente todos los profesionales que formamos?".

"Dicen que son constitucionalistas y no respetan las instituciones que emanan de la Constitución, gobiernan contra todo y contra todos. La única verdad que dice es que han venido a cambiar las cosas; efectivamente, para peor y con el rechazo de todos los agentes de la sociedad castellano y leonesa. Por decencia política y coherencia con sus declaraciones, váyanse", han rematado antes de realizar la petición de destitución al presidente.

De Mañueco, han dicho que pese a votar a favor de retirar el plan de la Consejería "tampoco ha desmontado nada porque sus afirmaciones sobre la apertura de consultorios, la presencialidad, las consultas semanales no se alejan del contenido del inexistente plan de reordenación que se está aplicando sin consenso ni normativa ni autorización de su gobierno ni de las Cortes".EFE

orv