EFEValladolid

Un total de 185 viviendas de 166 pequeños municipios de CAstilla y León han sido rehabilitadas con una inversión de 8,07 millones de euros desde 2016 a través del programa Rehabitare, que ha permitido que estas casas se incorporen al parque público de alquiler social.

Estas viviendas se destinan a persona y familias en condiciones económicas y sociales "difíciles", han informado este jueves fuentes de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente en un comunicado.

Con este programa no sólo se facilita vivienda a quien la necesita a precios razonables, sino que también se fomenta "la fijación de población en el medio rural" y el "asentamiento de población que viene de fuera, ha considerado el consejero de este departamento, Juan Carlos Suárez-Quiñones.

Además, promueve la actividad económica de estos pueblos en el proceso de rehabilitación de viviendas a través de empresas locales y la consiguiente creación de empleo, ha detallado.

El programa Rehabitare consiste en la cesión a la Junta por parte de los ayuntamientos de las viviendas en desuso de su propiedad con el fin de que la Consejería de Fomento y Medio Ambiente las rehabilite y las ofrezca posteriormente en régimen de alquiler social, pasando a formar parte del parque público de alquiler.

Una vez rehabilitadas son los respectivos ayuntamientos quienes ofrecen las viviendas en régimen de alquiler social a las familias, con preferencia a aquellos colectivos de especial protección que figuran en la ley del Derecho a la Vivienda de Castilla y León.

También son los ayuntamientos los que determinan el precio del alquiler, que no puede exceder de la tercera parte de los ingresos de los inquilinos. EFE

erbq