EFEValladolid

Cien "prospectores laborales", una figura creada por la Junta, tratarán de dinamizar el mercado del trabajo de Castilla y León mediante la búsqueda de perfiles profesionales adecuados a las necesidades de las empresas de la comunidad,, tanto de las pequeñas como de las grandes.

La consejera de Empleo e Industria, Ana Carlota Amigo, ha explicado en una rueda de prensa telemática que el proyecto "Prospección Castilla y León", coordinado por el ECyL, el servicio publico de empleo de la comunidad, trata de "acercar en un momento tan crítico" las empresas al mercado laboral, a los trabajadores y también a los desempleados.

La Junta de Castilla y León ha contratado a estos "prospectores laborales", asignados a las 54 oficinas del Ecyl, ante las dificultades para el empleo que presenta la actual situación económica derivada de la crisis del coronavirus y los cambios en el tejido productivo y que van a requerir un esfuerzo de adaptación de empresas y trabajadores.

Ana Carlota Amigo ha advertido de que se aproximan cambios basados en la digitalización y en las innovaciones tecnológicas, por lo que se precisan nuevos perfiles profesionales que las empresas ya comienzan a necesitar y que algunas no encuentran en el mercado laboral de la comunidad autónoma.

La consejera de Industria y Empleo ha indicado que estos prospectores laborales serán los encargados de elaborar "un mapa muy claro" con las necesidades de contratación de las empresas con los perfiles profesionales que requieren.

Para ello, visitarán a partir de esta misma semana las empresas de la comunidad, también las grandes compañías de la automoción instaladas en la comunidad, elaborarán informes sobre el estado laboral e identificar los perfiles profesionales emergentes y con más capacidad de generar empleo.

También detallarán las necesidades formativas en los centros de trabajo, analizar las posibilidades de ubicación de nuevas empresas y dar a conocer las prácticas no laborales de las que se puede disponer en la comunidad para completar la formación, además de intensificar la información sobre las ayudas y subvenciones que ha articulado la Junta para el apoyo empresarial con ocasión de la crisis de la pandemia.

Según las previsiones de la consejera de Empleo e Industria, los prospectores laborales efectuarán entre 25.000 y 30.000 visitas a empresas al trimestre, cada uno entre 80 y 100 al mes, con lo que a final de año habrá "un mapa completo" de las necesidades de las empresas "en plena crisis" y hecho "a pie de calle".

También ofrecerán asesoramiento a las empresas, pero harán hincapié en el fomento del empleo juvenil y en el medio rural, por lo que su labor se extenderá a todas las provincias de la comunidad autónoma.

Con un presupuesto inicial de 8 millones de euros, aunque ampliables, ocho prospectores operarán en la provincia de Ávila; dieciocho en la de León; quince en la de Burgos; ocho en la de Palencia; trece en la de Salamanca; cinco en la de Segovia; cuatro en la de Soria; diecinueve en la de Valladolid, y siete en la de Zamora. EFE