EFELaura López Segovia

Este jueves comenzará el grueso de la programación de la 15ª edición del Hay Festival de Segovia, cuya organización ha sido la más difícil que se recuerda debido a la pandemia, pero que se estima más necesaria que nunca para apoyar al sector de la cultura, uno de los más castigados por la crisis.

Así lo ve la directora del certamen, Sheila Cremaschi, quien ha asegurado en una entrevista con Efe que la celebración de este año ha salido adelante precisamente gracias a "la conexión que tiene el colectivo, de apoyarse unos a otros" al saberse parte de "un mundo muy frágil", el de la cultura.

Este compromiso ha sido demostrado con creces por parte de los artistas internacionales que participan de esta edición, al mantener su decisión de asistir presencialmente a sus intervenciones a pesar de que, según ha asegurado Cremaschi, muchos de ellos tendrán que hacer cuarentena en sus hogares cuando vuelvan a sus países.

"Todos los que vienen lo hacen para apoyar al mundo de la cultura", ha destacado la directora, quien ha mencionado entre los afectados no sólo a los que intervienen en las ponencias, sino también a los que se encuentran 'tras el escenario', como los técnicos de sonido, de iluminación, de vídeo y de fotografía.

Con esta premisa, el Hay Festival ha conseguido que este miércoles ya esté todo "perfecto" para el inicio, según ha afirmado la directora, quien también reconoce haber superado muchas dificultades para sacar adelante la logística del evento debido a la crisis sanitaria.

Esta 15º edición era para ser una de las más felices para el festival, pues celebra la concesión del Premio Princesa de Asturias de la Comunicación 2020 al certamen, creado en 1988 en un pequeño pueblo galés (Hay on Wye) y que se volvió de ámbito internacional a partir de 2006.

Sin embargo, esta agridulce edición también estará inevitablemente marcada por la pandemia y sus consecuentes medidas de higiene, distancia social, y limitaciones de aforo a adoptar, además de algunos dolorosos cambios, como prescindir de los encuentros en los espacios públicos de la ciudad.

Sólo a modo de ejemplo, Cremaschi ha relatado que, si otros años se han llenado hasta cuatro salas de la IE University y llegado a reunir más de 1.100 personas por hora, este año sólo podrán acudir 120 al mismo tiempo, con el ánimo de proteger al público y también a los estudiantes del propio centro educativo.

Otro extremo que ha preocupado a la organización hasta este mismo miércoles es el desplazamiento de algunos artistas desde sus países de origen hasta Segovia debido a las restricciones para viajar.

A pesar de que la gran mayoría de los más de 100 participantes conseguirá asistir, Cremaschi ha lamentado que algunos de ellos se mantienen en duda, como la escritora danesa Janne Teller, y otros finalmente no podrán estar físicamente e intervendrán por videoconferencia, como el director mexicano Guillermo Arriaga.

El Hay Festival de este año, cuya temática gira en torno a la naturaleza y la sostenibilidad, ya inauguró el pasado 7 de septiembre cuatro exposiciones de arte visual y celebró algunos de sus eventos literarios a modo de aperitivo.

Pero será durante los próximos cuatro días cuando Segovia se inunde con el alud de ideas, cultura y arte contenido en una programación que incluye el nombre de la escritora Almudena Grandes entre los protagonistas del jueves.

Ya al día siguiente, se llevará a cabo en la Plaza Mayor de la ciudad un evento que celebrará la presidencia alemana del Consejo de la Unión Europea a través de una instalación interactiva que simulará un muro hecho con bloques de madera, que el público retirará poco a poco como símbolo del desvanecimiento de fronteras.

Una conversación con las embajadoras de España en Colombia, Irlanda y Marruecos sobre liderazgo femenino, una charla entre las arquitectas Stephanie Chaltiel y la directora del premio Pritzker Martha Thorne y una conferencia con la escritora Elvira Lindo serán otros de los grandes momentos del viernes.

El sábado por la mañana pasarán por Segovia con motivo del festival las escritoras Ana Merino y Ángela Becerra y el francés Éric Vuillard, mientras que por la tarde se celebrará un profundo debate sobre Europa con políticos como Esteban González Pons o Meritxell Batet.

Para cerrar esta edición, a Segovia le espera un largo domingo de actividades en las que participarán artistas como el escritor Javier Cercas, el filósofo Fernando Savater, la escritora sueca Karolina Ramqvist o la directora Isabel Coixet, quien será la encargada de poner la guinda final a esta avalancha de cultura. EFE