EFEMadrid/Valladolid

Cuatro personas han sido detenidas en Palencia y una más en Eibar (Guipúzcoa) en sendas operaciones de la Policía Nacional contra la distribución del llamado "Movie Money" o "dinero de película", billetes falsos que suelen utilizarse en producciones cinematográficas o anuncios publicitarios.

En Eibar localizaron e intervinieron 4.300 euros en billetes falsos de 100 euros y detuvieron a un individuo, mientras que en Palencia se incautaron de 300 billetes falsificados de distintos importes y arrestaron a cuatro personas.

Según informa la Policía en un comunicado, ambas operaciones se iniciaron hace unos meses, cuando se detectó un fuerte incremento en España de billetes tipo "Movie Money".

Tienen diseño y tamaño similar a los originales, pero sin las preceptivas medidas de seguridad, e incluyen además en inglés la advertencia de que no son de curso legal y que su uso está destinado a películas ("This is not legal. It is to be used for motion props).

La operación en el País Vasco comenzó en marzo, cuando se detectó a una persona dedicada a la venta de billetes falsos a través de Internet.

Aseguraba que se trataba de billetes de muy buena calidad y que incluso podían engañar a las máquinas de los comercios, algo absolutamente falso, subraya la Policía.

Los agentes identificaron y localizaron al responsable, que, junto a otras personas, operaba fundamentalmente en San Sebastián y Bilbao, y se estableció un equipo conjunto de investigación con la Ertzaintza, que comprobó que vendía billetes falsos por internet a todo el país y que también los distribuía por tiendas y comercios.

Fue detenido en Eibar y en el registro de su domicilio se localizaron 4.300 billetes de 100 euros falsos, pero los investigadores estiman que ha podido distribuir a través de internet entre 80.000 y 100.000 euros falsos.

La operación sigue abierta y no se descarta la detención de más personas.

La segunda operación comenzó hace casi dos meses, cuando se registraron varias denuncias de establecimientos comerciales de Palencia que indicaban que jóvenes de entre 17 y 22 años estaban pagando con billetes falsos de 20 y 50 euros.

Los agentes comprobaron que los investigados adquirían los billetes a través de un distribuidor que realizaba pedidos de Movie Money por Internet y que manipulaba en su domicilio el material que recibía.

Borraba con cuchillas la leyenda que advierte de que no es dinero de curso legal y utilizaba rotuladores y lápices con tintas plateadas para dar brillo y empaque a los elementos de seguridad -banda holográfica y ventana de seguridad- que incluyen los billetes legítimos.

Aunque la técnica era un tanto burda, apunta la Policía, los billetes eran más difíciles de detectar en los comercios, donde una red organizada de jóvenes se encargaba de colocarlos para después repartirse las ganancias obtenidas al 50 %.

Los "pasadores" pagaban con billetes falsos de 50 euros consumiciones de escaso valor en bares, pizzerías o supermercados y obtenían el cambio en billetes o monedas de curso legal

El pasado 28 de julio los agentes detuvieron a los cuatro jóvenes investigados; primero a los tres "pasadores" -dos de ellos menores de edad- y después al líder del grupo.

En su domicilio se hallaron casi 300 unidades falsas de reproducciones de billetes, fundamentalmente de 5, 10, 20 y 50 euros, y dos con un valor facial de 100 y 200 euros.

Para evitar caer ante el "dinero de película", la Policía recuerda las recomendaciones del Banco de España: toque, mire y gire.

Al tocar pueden comprobarse las impresiones en relieve de los billetes, que tienen un tacto inconfundible; si se colocan al trasluz los billetes de curso legal muestran la marca de agua y el hilo de seguridad; y al girarlos, la banda holográfica cambia. EFE

nl/jlg/orv