EFEValladolid

El portavoz del PP en las Cortes de Castilla y León, Raúl de la Hoz, ha remarcado este viernes que "en absoluto hubo un malentendido en el Pleno pasado", cuando su partido votó junto al PSOE la retirada de los planes sanitarios de la Consejería: "Todos entendieron muy bien la postura del PP y algunos especialmente".

En la rueda de prensa posterior a la Junta de Portavoces, De la Hoz ha replicado así al vicepresidente de la Junta, Francisco Igea (Cs), quien sí habló de "malentendido", y ha vinculado esa votación con las reuniones que se han producido desde entonces con los colectivos representativos de profesionales de la medicina y la enfermería y también con representantes del ámbito local y político, aunque ha apostillado que estos encuentros "seguro que se hubieran hecho en todo caso". "Somos leales y coherentes", ha rematado.

El portavoz del PP ha criticado, sin especificar a quién se refería, que haya dirigentes políticos interesados en "construir un relato de lo sucedido que favorezca su versión", pero ha añadido que "los hechos son claros y contundentes", al haberse "iniciado un rumbo de diálogo y concertación".

En este sentido, ha defendido que "ningún paso" de la reforma sanitaria "se va a dar sin que exista un diálogo previo con los profesionales, los ayuntamientos y los partidos políticos", por lo que ha pedido evitar "jugar a la demagogia".

"No tuvimos inconveniente", ha planteado al referirse a la votación de la PNL propuesta por el PSOE en el Pleno pasado, aprobada con el apoyo del PP para pedir la retirada de los planes sanitarios y pedir la presencialidad en la atención sanitaria, aunque De la Hoz ha subrayado que su voto buscaba posicionarse "a favor" de mejorar la sanidad, la atención presencial y el diálogo.

Por su parte, el portavoz de Cs, David Castaño, que ha intervenido antes de hacerlo el representante del PP, ha pedido que "el ruido desaparezca" en torno a esta cuestión para que se centren "en lo urgente y lo importante", como es en su opinión "avanzar en la mejora de la atención sanitaria rural".

En este sentido, Castaño ha defendido que "no habrá problema" para aprobar en el próximo Pleno la iniciativa presentada conjuntamente por el PP y Cs, que pretende "dar un impulso muy importante a la sanidad rural".

Ha reconocido que aún no han hablado con el PSOE de este asunto, pero ha dado por hecho el apoyo de los representantes de Por Ávila, la UPL y Podemos, y ha confiado en que los socialistas también la aprueben por lo que dicen "en sus discursos".

Preguntada por el sentido del voto del PSOE ante esta iniciativa, la viceportavoz socialista Virginia Barcones ha dicho que prefieren leerla "con calma" antes de decidirlo, pero ha considerado que PP y Cs están "intentando lavar y poner orden en sus vergüenzas", con una semana en la que les ha recordado al dúo artístico "Pimpinela", con "jueguecitos" que afectan a la vida de los ciudadanos.

Barcones ha reiterado que la condición inexcusable para que el PSOE se siente a hablar sobre sanidad sigue siendo "la retirada efectiva del Plan Aliste y sus derivados en Segovia", además de la apertura de los consultorios con la misma frecuentación que antes de la pandemia y la plena presencialidad de los sanitarios en ellos.EFE

orv