EFESotillo de la Adrada (Ávila)

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha anunciado este domingo que pedirá a la Delegación del Gobierno que "extreme las autorizaciones" a convocatorias similares a la que ayer concluyó con altercados que dejaron 26 heridos, diez de ellos policías, tras una marcha para pedir "la amnistía de todos los presos políticos".

En declaraciones a los medios antes de participar en un acto en Sotillo de la Adrada, en Ávila, para apoyar a los candidatos a las elecciones generales por esa provincia, la presidenta madrileña ha explicado que solicitará de manera "urgente" una reunión con la Delegación del Gobierno para conocer los criterios y motivos con los que se autorizó esa concentración.

Díaz Ayuso, que ha trasladado su apoyo y reconocimiento a los policías heridos en los altercados, ha añadido que también pedirá al Gobierno que "extreme las autorizaciones" ante convocatorias similares, sea cual sea su tinte político o naturaleza.

"Cualquier manifestación o concentración que en Madrid pueda ser objeto posterior de altercado y destrozo de mobiliario y desórdenes le pido a la Delegación del Gobierno que extreme las autorizaciones", ha referido.

Tras rechazar ese tipo de "imágenes que tanto le conviene al independentismo", la jefa del Ejecutivo madrileño ha asegurado que España es "un país seguro, democrático y que vela por la libertad y la integridad de todos los ciudadanos".

"En Madrid no vamos a permitir dejación de funciones por parte del Gobierno de España, también en esta materia", ha argumentado Isabel Díaz Ayuso, antes de recordar cómo "hace pocos meses" se produjo en la capital de España una manifestación proindependentista y "no ocurrió nada".

Desde su punto de vista, lo que está sucediendo en Cataluña "deja claro que hay un problema de orden público y una amenaza contra la libertad y la seguridad de los ciudadanos", que en su opinión "se ven presos de este tipo de manifestaciones violentas".

En este contexto, ha asegurado que, teniendo en cuenta que "las circunstancias han cambiado, ahora sí hay que extremar esas autorizaciones".

Al respecto, Díaz Ayuso ha dicho que quiere saber "por qué" la manifestación del sábado en Madrid fue autorizada, "quién está detrás" de la misma y "si es cierto que la Delegación se esforzó e hizo las cosas correctamente y conocía cómo hay que hacerlas".

Asimismo, la presidenta de la Comunidad de Madrid desea conocer "quién convocaba esa manifestación, bajo qué nombre se escondía y por qué se permitió".

En la misma línea, Díaz Ayuso ha señalado que su deber es "pedir que la seguridad se extreme, siempre respetando la libertad de reunión", ya que según ha recordado, en Madrid se producen manifestaciones a diario y "no se trata de prohibir ninguna".

Y ha precisado que de lo que se trata es de que "todas aquellas -manifestaciones- que tengan tintes violentos o de que, por la naturaleza de quienes las convocan o porque provocan a otros violentos de otro signo político, que todo eso se evite".

"Y eso se evita no autorizándolo o incrementando la seguridad", ha argumentado en este sentido, antes de insistir en que "Madrid no puede volver a tener manifestaciones como la del sábado, ante la inacción del Gobierno de España, porque si no, la siguiente ¿cuándo va a llegar?".EFE