EFEValladolid

El 70 por cinto de las aguas subterráneas analizadas en Castilla y León por la Red Ciudadana de Vigilancia están contaminadas por nitratos, según revela el informe 'Amenaza invisible: la contaminación del agua por nitratos' publicado este miércoles por la organización Greenpeace.

Con casi 1,5 millones de vacas y un incremento del 12 por ciento en los últimos cinco años, Castilla y León es la Comunidad con el mayor censo de vacuno y la tercera en cuanto al censo de porcino, y creció un 19 por ciento en el mismo período, ha analizado el informe.

Como ha explicado esta organización, ante el "insuficiente control por parte de las administraciones públicas sobre la calidad de las aguas españolas", Greenpeace decidió repartir medidores de nitratos por todas las comunidades autónomas para que fueran los propios vecinos quienes, de manera voluntaria, pudieran controlar el nivel de nitratos de sus aguas.

Durante este período (2021-22) se realizaron casi 800 mediciones en aguas subterráneas, superficiales e incluso de consumo y la principal conclusión es que, siendo 37,5 mg/l el valor máximo permitido para aguas subterráneas, casi el 54 por ciento de las mediciones efectuadas en éstas muestran contaminación por nitratos.

"No menos preocupantes" son los datos respecto al agua de consumo, ha alertado la organización, ya que, con el límite establecido en 50 mg/l, un 10 por ciento de las mediciones indican también contaminación por nitratos y casi un 30 por ciento alertan de que hay aguas en riesgo de alcanzar niveles que impedirían el consumo humano.

En Castilla y León se han efectuado en total 150 mediciones, 18 en la provincia de Segovia, 11 en la provincia de Soria y 121 en la provincia de Zamora. Respecto a los tipos de agua, se realizaron 41 en agua de consumo, 32 en aguas superficiales y 77 en aguas subterráneas.

Es precisamente en esta última categoría donde se han encontrado las concentraciones de nitratos más problemáticas, ya que el 70,12 por ciento de las mediciones indican contaminación por nitratos, incluso 15 mediciones dan valores iguales o superiores a 100 mg/l, es decir mediciones que indican que las aguas están "muy contaminadas".

Para las aguas subterráneas la concentración más elevada fue de 800 mg/l y se detectó en un pozo en Migueláñez, Segovia, el 7 de agosto de 2021 y fue también la más alta de todas las mediciones de Castilla y León. En cuanto al agua de consumo, cabe destacar los 56 mg/l detectados en Barcial del Barco el 2 de mayo de 2021, lo que llevó al ayuntamiento a declarar que el agua no era apta para el consumo humano.

"Los resultados que afloran del primer año de trabajo de la Red, impulsada por Greenpeace, confirman el grave estado en el que se encuentran las aguas en España, principalmente las subterráneas, que son las reservas del futuro", ha afirmado como recoge el comunicado el responsable de agricultura de Greenpeace España, Luís Ferreirim,

Asimismo, ha indicado que "la proliferación porcina en Castilla y Léon nos preocupa esencialmente por la contaminación del agua, ya que la cantidad de purines es excesiva y sabemos que no se tratan ni se gestionan adecuadamente", ha zanjado.EFE

aam