EFEPalencia

El alcalde de Palencia, Mario Simón, ha reconocido que la evolución de la pandemia en Palencia es "preocupante" y aunque, por ahora, se descarta un confinamiento de la ciudad, sí ha advertido que esa sería la única solución si la situación "se descontrola" y se llega a la transmisión comunitaria.

"Si se descontrola la situación la única solución es el confinamiento y es responsabilidad nuestra que eso no suceda", ha afirmado el alcalde en respuesta a preguntas de los periodistas este lunes sobre la situación de la pandemia en Palencia, donde se aplican medidas más restrictivas en aforos sociales y culturales desde el pasado jueves.

Simón ha asegurado que en estos cinco días de restricciones ha habido una reducción de casos en relación a los diez días anteriores pero matizando que "todavía estamos en una incidencia acumulada preocupante".

"Los datos del sábado eran buenos con una reducción significativa de los contagios, pero los del domingo ya no eran tan buenos", ha afirmado el alcalde, reconociendo que "Palencia sigue en una situación preocupante en la que hay que extremar al máximo las medidas".

Mario Simón ha explicado que ha hablado esta mañana con la Consejería de Sanidad y le han pedido que vuelva a hacer un llamamiento a "la prudencia y a la responsabilidad individual" para que se cumplan "escrupulosamente" las medidas que dictaminó la Junta el jueves, evitando el contacto social y manteniendo el distanciamiento en el ocio y los centros de trabajo.

Además ha rogado que nadie que haya dado positivo "se salte el confinamiento" y que se cumplan las cuarentenas, ya que hay constancia de que esto está sucediendo.

En este sentido, ha advertido de que el Ayuntamiento y la Subdelegación del Gobierno van a ser "muy firmes" para evitarlo y que desde el pasado jueves la policía nacional y local están controlando que se cumplan las cuarentenas, abriendo procedimientos sancionadores importantes "porque se está poniendo en juego la salud de los palentinos".

"Si no somos capaces de controlar y de reducir la situación, las medidas serán mas drásticas y restrictivas y más dañinas para el tejido económico y empresarial de Palencia", ha observado el alcalde.

En este punto ha precisado que ahora no momento de hablar de un confinamiento en Palencia, porque hay una trazabilidad correcta en los brotes, pero ha advertido que "si se descontrola la situación" y se llega a un estado de trasmisión comunitaria, "la única solución es el confinamiento y es responsabilidad nuestra que eso no suceda".

También se ha referido al umbral que maneja el Ministerio de Sanidad de 500 infectados por cada 100.000 habitantes durante 14 días, reconociendo que Palencia con 80.000 habitantes está por encima de ese ratio.

Pero ha considerado que además de esta cifra habría que tener en cuenta otros aspectos, como la capacidad hospitalaria, la trazabilidad y si los brotes están controlados.

En cualquier caso ha asegurado que el Ayuntamiento de Palencia pondrá todos los medios para que se cumplan las medidas y recomendaciones que dicten tanto la Junta de Castilla y León como el Ministerio de Sanidad, porque "lo primero es la salud de los ciudadanos".

Además ha insistido en la seguridad de todos los actos culturales programados por el ayuntamiento durante la última semana de agosto y la primera de septiembre en sustitución de las fiestas de San Antolín y ha descartado que esto tenga algo que ver con la alta incidencia actual asegurando que no se produjo ningún caso en estas actividades culturales.

De hecho Mario Simón se ha mostrado más convencido de que el incremento de casos tenga más que ver con el final del verano y la incorporación de los palentinos a la actividad laboral y a los colegios y con el consiguiente incremento de la movilidad.EFE

1010336

aaf/mr