EFEBecerril de Campos (Palencia)

El azar ha querido que el CD Becerril, un modesto equipo de Tercera División de un pueblo palentino de poco más de 700 habitantes, vaya a cumplir su sueño en un partido de la Copa del Rey que le enfrentará a la Real Sociedad de Fútbol.

Ese ha sido el resultado del sorteo que se ha celebrado este domingo en la Ciudad Deportiva de Las Rozas en el que el Marc Cucurella, del Getafe, ha sacado la bola de la suerte que ha emparejado al equipo del municipio más pequeño en participar en la competición a lo largo de toda su historia con un primera división.

Muchos nervios, expectación, ilusión y un 'ambientazo' en el Bar El Rescate, que ya una hora antes del sorteo reunía este domingo a más de un centenar de personas con los nervios a flor de piel ante lo que la suerte les podía deparar.

Al fondo una gran pantalla de vídeo con la retransmisión. Presidiendo en una mesa: la camiseta oficial de la Copa del Rey, la bufanda del Becerril y el trofeo que les acredita como campeones de la Regional de Aficionados y les abrió la puerta de la Tercera División.

En primera fila los jugadores de "El Bece". Entre ellos Alberto Melero con su hijo pequeño en brazos, el autor del gol que metió a su equipo en el sueño de La Copa, y al otro lado, el míster, Edu Narganes, concentrado en el resultado de las bolas.

Pero lo mejor, la afición, que llenaba el bar y jaleaba cada vez que salía en la pantalla el presi, su mujer y el segundo entrenador, -que se habían desplazado hasta Las Rozas para vivir en directo el sorteo-, y que tuvo tiempo hasta de animar al equipo con un "alé Becerril alé, tienes que ganar la Copa, a la fuente hay que volver".

Y hasta de bromear diciendo que faltaba la bola del Paredes, en referencia al pueblo vecino.

Diez bolas azules de categorías territoriales en el primer bombo, entre ellas la del Becerril, dieciséis de Primera División en el segundo bombo y la primera desilusión con la primera bola: la que emparejó al Athletic Club de Bilbao con el Intercity de Alicante. Porque todos en Becerril soñaban con enfrentarse al equipo vasco.

Fue la quinta bola la que decidió la suerte del equipo becerrileño, coreada con vítores porque la Real, el doble campeón de Liga y campeón de Copa, era el segundo favorito de los palentinos.

"Nos ha tocado un equipazo, un histórico. Y además este año está ahí arriba, está haciendo las cosas muy bien. Un muy buen equipo para disfrutar de un buen partido de fútbol", afirmaba en declaraciones a EFE el vicepresidente del Club, Jose Esteban Gutiérrez.

"Esto es un sueño maravilloso y vamos a disfrutarlo", agregaba Alberto Melero.

"Vamos a ir a disfrutarlo, porque la Real es un equipo que está haciendo muy buen fútbol y puede arrastrar mucha afición. Es como un sueño, pero también es un premio", aseguraba el entrenador, Edu Narganes.

"Estamos muy contentos", continuaba el alcalde del pueblo, Fran Pérez, encantado de que esta competición haya puesto a Becerril de Campos en el mapa futbolístico pero también en el mapa nacional.

Porque la gesta de el Bece es "la esencia del fútbol", afirmaba el alcalde. Todo un ejemplo de esfuerzo, superación e ilusiones cumplidas.

"Ahora toca disfrutar. Lo normal es que nos caiga una chaqueta maja, pero lo van a luchar hasta el final", añadía el alcalde bromeando y reconociendo que es muy difícil ganar a jugadores de Primera División, que cobran millones, cuando los del CD Becerril cobran cien euros al mes.

Pero lo cierto es que todo el pueblo se dispone a vivir este sueño y a disfrutar del partido que se jugará en el campo de La Balastera, en Palencia. Porque lo que parecía imposible ha sido posible, sobrepasando incluso lo imaginable. Y porque algunos sueños se cumplen. De hecho el CD Becerril ya ha logrado el suyo pasando a la historia copera.EFE