EFEValladolid

El comité provincial de empresa de Renfe ha denunciado este jueves deficiencias en los nuevos talleres de la compañía ferroviaria en Valladolid y que el traslado desde las antiguas instalaciones en las que aún se sigue trabajando no se hace en las mejores condiciones.

Aprovechando el descanso del bocadillo medio centenar de los trabajadores que ya se han sido trasladados al nuevo complejo han salido al exterior para apoyar esta denuncia.

El presidente del Comité Provincial, Virgilio Herrera, en declaraciones a los periodistas ha considerado "apresurado" el traslado de 160 trabajadores que ya se ha llevado a cabo, aunque al final del proceso serán unos 700, incluidos los de las contratas, los empleados que tendrá que albergar la nueva instalación.

Herrera ha lamentado que el traslado se lleva a cabo de una forma "improvisada", sin la organización adecuada y sin haber corregido los problemas de diseño que se han detectado.

Entre estas deficiencias, el presidente del comité de empresa se ha referido a la iluminación y la ventilación insuficiente en algunas zonas, así como la incapacidad del comedor y de los vestuarios para albergar a todos los trabajadores.

Según ha denunciado la representación de los trabajadores en la Inspección de Trabajo, que aún no ha emitido un dictamen, las evaluaciones de riesgo no están actualizadas para los nuevos puestos, falta de espacios en los vestuarios, fallos en el sistema de calefacción y suelos que resbalan.

Desde que empezó el traslado a los nuevos talleres, el pasado mayo, el comité de empresa ya denunció estas deficiencias sin que se hayan solventado, según el presidente de este órganos de representación laboral.

Como ejemplo, el secretario del comité de empresa, Iván Valdivielso, ha informado de que se han producido en las últimas semanas dos accidentes laborales "no graves" y en un caso, la ambulancia que fue requerida, se perdió y tardó en llegar más de 40 minutos debido a las deficiencias en la señalización de las instalaciones. EFE