EFEValladolid

El Tribunal Constitucional no ha admitido a trámite los recursos planteados por los dos condenados en el juicio desarrollado por el asesinato, agresión sexual y maltrato cometidos en Valladolid contra una niña de 4 años, Sara, han informado a Efe fuentes jurídicas.

La resolución del Tribunal considera que el recurso de ambos "carece de especial transcendencia constitucional", han precisado dichas fuentes.

El Tribunal Supremo confirmó ya en mayo de 2020 la pena de prisión permanente revisable impuesta a Roberto H.H. por el asesinato, la agresión sexual y maltrato cometidos contra la hija de la compañera sentimental del sentenciado en el momento de los hechos.

La condena a la madre de la menor, Davinia M.G., también fue confirmada por el Supremo, en este caso diez años de prisión por el asesinato de la pequeña en la modalidad de comisión por omisión -no prestó la debida protección a su hija-

El Tribunal Supremo desestimó así los recursos planteados por los dos procesados y ratificó la sentencia establecida por el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León.

La resolución judicial incluyó además de la prisión permanente revisable una condena de quince años de prisión -agresión sexual - y otros siete años por delitos de maltrato a la pequeña para la pareja de la madre de la víctima.

A la progenitora de la niña, el tribunal le impuso también dos años y once meses de cárcel por varios delitos de maltrato.

La sentencia del TSJCyL que confirmó la Sección II del Tribunal Supremo rebajó de veintiocho a trece años la pena de cárcel impuesta por la Audiencia de Valladolid para la madre de la niña Sara, a quien privó de la patria potestad respecto de su otra hija, mientras mantuvo la prisión permanente revisable para la pareja de la progenitora.

Los hechos por los que fueron condenados ambos ocurrieron en agosto de 2017 en una vivienda de la capital vallisoletana.

Tras la resolución ahora del Tribunal Constitucional, el letrado de Roberto H.H. ha anunciado que recurrirá al Tribunal Europeo de Derechos Humanos. EFE

erbq