EFEBurgos

El Instituto Tecnológico de Castilla y León (ITCL) ha comenzado a fabricar los primeros tiradores para puertas que permitirán su apertura con el codo y no con la mano, que en principio serán destinados al Hospital Universitario de Burgos como una medida más de protección frente a la pandemia del Covid-19.

Según han informado fuentes del ITCL, el centro trabaja ya a pleno rendimiento con una treintena de impresoras 3D en la fabricación de material de protección y sanitario, y el ánimo de ayudar a frenar la curva de afectados por la pandemia.

El centro tecnológico, ubicado en el polígono de Villalonquéjar de Burgos, forma parte del movimiento Coronavirus Makers creado a nivel nacional, y que ya ha comenzado a crear e imprimir en 3D material sanitario- pantallas de protección facial- para ayudar en la emergencia sanitaria provocada por la crisis del Coronavirus.

Los tiradores de codo que fabrica el ITCL pueden extenderse a otros complejos asistenciales que lo demanden en España o fuera del país.

Para ello, los expertos del centro deberán conocer las dimensiones de los tiradores de puertas del hospital en cuestión y adaptar el prototipo a sus necesidades.

En Burgos, además de ITCL, trabajan en las aplicaciones materiales para el coronavirus mediane impresoras 3D la Fundación Caja de Burgos, Maniplastic, Grupo Antolín, ITCL, Abadía Tecnológica, Molteplas, Bricoleal, Grupo Pascual, Cerámicas Gala, Carlin, Transformaciones Plásticas Ital, Dirección Provincial de Educación y la Universidad de Burgos, entre otros. EFE