EFEValladolid

El Juzgado de Vigilancia Penitenciaria Número 1 de Valladolid ha establecido que queda "terminantemente" prohibido para Iñaki Urdangarín cualquier comunicación con los familiares en el horario establecido de salidas, fijadas con el único fin de realizar la actividad de voluntariado.

En un providencia del Juzgado, que ha adelantado El Norte de Castilla y a la que ha tenido acceso Efe, el juez recuerda que Urdangarín es un interno clasificado en segundo grado, de forma que el régimen de comunicaciones y visitas es "única y exclusivamente" el del Reglamento Penitenciario.

Precisa que las salidas autorizadas lo son para el único fin de realizar la actividad de voluntariado -justicia restaurativa- con las personas dependientes del Centro Hogar Don Orione.

"Queda terminantemente prohibido cualesquiera comunicación con los familiares en el horario establecido de salidas, incluidas las llamadas telefónicas y otros medios de similar eficacia, incluido mensajería (watsapp, skype...).

También afirma el Juzgado que el interno no puede salir de las instalaciones salvo en caso de acompañamientos de las personas a su cargo en sus paseos por las inmediaciones y matiza que el penado deberá realizar las comidas en las propias dependencias del centro.

La providencia, con fecha de hoy, se ha emitido después de que Urdangarín desarrollase ayer su primera jornada como voluntario en el Hogar Don Orione en Pozuelo de Alarcón (Madrid), tras salir por primera vez de la cárcel de Brieva, en Ávila, donde ingresó el 18 de junio de 2018 para cumplir una condena de cinco años y diez meses de prisión por el caso Noós. EFE