EFEOviedo/Valladolid

El Principado de Asturias,a través de varios actos, homenajea este fin de semana al músico, etnógrafo y escritor Joaquín Díaz por sus 75 años de vida, más de cincuenta consagrados a la recuperación y difusión de la cultura tradicional en sus diversas expresiones.

De sangre asturiana por rama materna, Joaquín Díaz (Zamora, 1947) fue homenajeado anoche en el Teatro Filarmónica de Oviedo con la participación de numerosos intérpretes y amigos, entre ellos Víctor Manuel, quien puso en pie al auditorio, además de Paco Ibáñez, Chus Pedro, Xuaco Amieva y Anabel Santiago, entre otros.

Víctor Manuel, acompañado al piano por su hijo David, puso al público en pie con su interpretación del tema "Asturias", a la que los espectadores respondieron con una prolongada ovación de casi dos minutos de aplausos.

El presidente del Principado, Adrián Barbón, se encontraba entre los asistentes al concierto-homenaje a Joaquín Díaz, un referente de la cultura tradicional, cuya obra discográfica y bibliográfica reúne más de un centenar de publicaciones, artículos, conferencias y edición de publicaciones coronadas en el Centro Etnográfico que lleva su nombre en Urueña (Valladolid).

Del magisterio de Joaquín Díaz han bebido numerosos músicos coetáneos durante su etapa en los escenarios (1964-1974).

Este sábado, el homenajeado se desplaza hasta Arenas de Cabrales para asistir a la proyección de "El río que suena", un documental sobre su figura y legado, dirigido por Inés Toharia e Isaac García, y recibir la distinción de Cabraliego de Honor.

Además, este domingo asistirá en Inguanzo, solar de sus ancestros, a la presentación de "La sangre inútil", un ensayo del propio Joaquín Díaz sobre la memoria y la vida con el hilo conductor de sus antepasados. EFE