EFEÁvila

El presidente de la Coordinadora de Festivales de Castilla y León y director de la Semana de Cine de Medina del Campo (Valladolid), Emiliano Allende, cree que la crisis derivada de la Covid-19 va a "arrasar algunos festivales", mientras que los creadores contarán "con menos medios".

Allende ha realizado estas declaraciones a Efe horas antes de recibir esta noche el premio "Avilacine" de Honor, dentro del IX Festival de Cortometrajes "Ciudad de Ávila"-Avilacine, cuyo jurado también preside en esta edición que cuenta con 46 trabajos seleccionados entre los más de 1.000 presentados.

Ha admitido que, al margen de la "gran satisfacción" que supone recoger este reconocimiento, la noticia le pilló "un poco por sorpresa", al pensar que este tipo de distinciones eran "solo para cineastas".

Tras admitir que el festival cuenta con un nivel "muy bueno", con "cuatro o cinco" trabajos "excelentes", Emiliano Allende ha elogiado la labor realizada por este festival organizado por el Ayuntamiento de Ávila, que cuenta con la adhesión de varias instituciones y entidades, entre las que figuran la Junta y la Diputación Provincial.

En este contexto, el presidente de la Coordinadora de Festivales de Castilla y León ha destacado la importancia de los cortos para el cine español ya que "sin este acicate, no existiría".

"El vivero del cine español son los cortos", ha argumentado, antes de mostrarse escéptico ante la repercusión que para los cortometrajes puede tener el estreno en cines de "La voz humana", de Pedro Almodóvar, ya que es algo que el director manchego "hace de vez en cuando".

Desde su punto de vista, sin esta última obra de Almodóvar, estrenada con éxito en el Festival de Venecia, "el mundo del cortometraje sería igual de importante".

Respecto a la repercusión que la crisis sanitaria puede tener sobre el mundo del cine, Emiliano Allende augura que probablemente "va a arrasar algunos festivales" y repercutirá sobre el rodaje de las películas, ya que para ello "se necesita un buen presupuesto" procedente de la iniciativa tanto pública, como privada.

A su juicio, si las cosas no cambian, la situación puede ser "insostenible" y, aunque reconoce que las épocas de crisis suelen ser "buenas para la creatividad", en este caso "la creatividad se va a realizar con menos medios".

En este contexto, ha reconocido estar "muy preocupado" por el mundo del séptimo arte, ya que las dificultades económicas repercuten en ayudas y patrocinios tanto de películas, como de festivales, que suelen mantenerse fundamentalmente con ayudas institucionales.

Por ello, ha hecho un llamamiento a "cuidar" a los festivales consolidados, entre los que ha hecho especial hincapié en la Semana Internacional de cine de Valladolid (Seminci), que se desarrollará del 24 al 31 de octubre. EFE