EFEValladolid

El sindicato CSFI ha presentado una demanda ante el Tribunal Supremo contra el decreto de la Junta de Castilla y León del pasado 14 de noviembre que articula el marco legal de las prestaciones laborales de los sanitarios durante la covid, por entender que vulnera las condiciones de trabajo.

En un comunicado, el sindicato ha explicado que han llevado al Supremo el decreto firmado por el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, en un momento en el que la covid está en plena tercera ola y con la negociación del decreto estancada por "falta de voluntad" del Gobierno regional.

CSIF comunicará la justificación de esta decisión a la consejera de Sanidad, Verónica Casado, así como a todos los empleados de la sanidad regional, Sacyl, "dado que el Decreto vulnera escandalosamente las condiciones laborales de los profesionales que integran los centros sanitarios de Castilla y León".

El sindicato ha precisado que seguirá presente en las negociaciones que se lleven a cabo en la Mesa Sectorial de Sanidad, entre los sindicatos y la Consejería de Sanidad, para "evitar la aplicación del ‘decretazo’ impuesto por la Junta, así como conseguir un acuerdo que no lesione ningún derecho laboral de los empleados públicos".

El presidente del sector autonómico de Sanidad de CSIF Castilla y León, Juán-Carlos Gutiérrez-Rodilla, ha insistido en que "la negociación deberá llevarse a cabo bajo los principios de buena fe, confianza legítima, reconocimiento y colaboración mutua, igualdad en la negociación, transparencia, participación y lealtad institucional".

Es por ello que exige que, "mientras dure esa negociación y, en el futuro, se cese inmediatamente de aplicar medidas contra los sanitarios de esta Comunidad".

"No renunciamos ni renunciaremos" a toda vía de derecho que quede abierta para luchar contra un Decreto que el sindicato califica de "injusto, ineficaz y arbitrario", ha concluido CSIF.EFE

mr