EFEValladolid

El Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCYL) ha estimado parte del recurso de apelación interpuesto por la familia de la víctima y ha elevado las penas a cada uno de los seis condenados por matar a una septuagenaria en Valladolid de los diez años de prisión a los once años y medio, después de apreciar un delito de detención ilegal.

Según el fallo remitido este jueves por el TSJCYL, la máxima sala de justicia autonómica ha considerado probado el delito de detención ilegal, que conlleva una pena de cuatro años de prisión para cada uno de los seis condenados, aunque les ha absuelto de un delito de pertenencia a grupo criminal, por el que la Audiencia Provincial de Valladolid les había impuesto una pena de 2,6 años a cada uno.

De este modo, las penas para cada uno de los seis acusados han pasado de los diez años a los 11,5: cuatro años de prisión por un delito de lesiones en concurso ideal con un delito de homicidio por imprudencia, tres años y medio por robo en casa habitada en grado de tentativa y cuatro años por detención ilegal.

María A.M., de 73 años, fue hallada sin vida el 18 de octubre de 2018 en su casa de la Plaza Circular de Valladolid.

Tres de los seis condenados, concertados con el resto, acudieron a la casa de la septuagenaria poco antes de la una de la tarde de aquel 17 de octubre con intención de llevarse el dinero de la caja fuerte de la vivienda, que contenía más de 200.000 euros y joyas, sin conseguir su propósito.

La mujer fue hallada al día siguiente en la casa sin vida, amordazada y con signos también de haber permanecido maniatada y haber sufrido golpes.

La identidad de los encausados corresponde a Rubén A.R., único español acusado en el procedimiento y protésico dental de oficio; Arso A.I. -sin actividad conocida según la acusación y dedicado a labores de albañilería según la defensa; Emil A.M., camionero; y Gabriel M.K., Antón A.M., y Gabriel E.K., al parecer dedicados a tareas en el campo, los cinco de origen búlgaro.EFE