EFEBenavente (Zamora)

El libro "Elogio de un fantasma", que el próximo lunes se pone a la venta editado por el Centro de Estudios Benaventanos Ledo del Pozo, incluye una adenda con un plano inédito hasta ahora que permite descubrir cómo era hace dos siglos el castillo de los Pimentel en Benavente (Zamora).

Los primeros ejemplares de la publicación se han repartido este sábado entre los socios del CEB Ledo del Pozo para que tengan la primicia de conocer la configuración de esa fortaleza, de la que existía documentación y grabados de época pero ningún plano, ha detallado a EFE el autor del libro, Fernando Regueras.

La representación a escala 1/500, del año 1809, se confeccionó unos días antes de que las tropas napoleónicas prendieran fuego al castillo.

Ese gran incendio supuso el principio del fin de la fortaleza, de la que actualmente sólo se conserva la Torre del Caracol, del siglo XVI y declarada Bien de Interés Cultural desde 1931, que se ha convertido en uno de los iconos monumentales de Benavente y en su Parador de Turismo.

El hallazgo del plano, que se encontraba en los Archivos Nacionales de Francia, se realizó por casualidad a través del investigador de la asociación de amigos del castillo de Miranda de Ebro (Burgos), José González Guijalba.

El ingeniero e investigador mirandés se puso en contacto con el CEB Ledo del Pozo para informar del detallado dibujo a escala, por si no sabían de su existencia.

No solo era desconocido en la ciudad en la que la familia nobiliaria de los Pimentel construyó el castillo-palacio, sino que el plano aportaba una nueva perspectiva al estudio histórico que Fernando Regueras había realizado de la fortaleza benaventana.

Eso ocurrió hace dos meses, cuando el trabajo de Regueras estaba ya en imprenta para ser publicado por el centro investigador que preside.

Por ello, el plano y la memoria justificativa realizada por el coronel napoleónico Ange Francois Alexandre Blein se ha incorporado al libro en una adenda, al tratarse del primer dibujo a escala que se conoce de la planta del castillo.

El plano permite delimitar los muros y la disposición de las dependencias palaciegas que existieron donde hoy se ubican unos jardines y el establecimiento hostelero de titularidad pública.

El castillo fue testigo del avance de tropas durante la Guerra de la Independencia Española, ya que por él pasaron los soldados ingleses a finales de 1808 y unos días después hizo parada el ejército francés que los perseguía.

Fue entonces cuando el 6 de enero de 1809 el ingeniero y coronel Blein elaboró el plano con la intención de convertir el castillo en un asentamiento militar permanente, algo que según la memoria justificativa que lo acompañaba costaría 24.000 francos de la época.

Ese excesivo precio, según ha apuntado Regueras, pudo ser la causa de que se desestimase el proyecto y once días después las tropas napoleónicas prendiesen fuego a la fortificación para evitar que fuera usada por sus enemigos.

La destrucción de la fortaleza y la ausencia hasta ahora de planimetría habían generado claroscuros sobre el castillo de los Pimentel en Benavente, a los que ahora pone luz la investigación histórica promovida por el CEB Ledo del Pozo. EFE

1010037

aff/orv

(foto)