EFEValladolid

El Instituto de la Juventud de Castilla y León ha publicado este jueves una guía de obligado cumplimiento para las empresas dedicadas a las actividades juveniles de ocio y tiempo libre que incluye entre sus medidas para la fase tres la limitación de formación de grupos de hasta diez menores y el uso de mascarillas si no se puede respetar la distancia física.

Según ha informado la Junta en un comunicado, estas normas, adaptadas a los nuevos requisitos sanitarios, serán de aplicación también en los campamentos de verano programados por el Gobierno autonómico bajo la denominación de ‘Rural Camps CyL’, en los que podrán participar 1.800 jóvenes de entre 12 y 17 años.

La guía se ha realizado siguiendo las recomendaciones e instrucciones de la Dirección General de Salud Pública, dependiente de la Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León, pudiendo ser objeto de modificación en función de los cambios normativos del proceso de desescalada, ya sean estatales o autonómicos.

El Marco General recoge que las actividades juveniles de tiempo libre solo se podrán reanudar una vez iniciada la fase 3, "siempre que se garantice el cumplimiento de las recomendaciones de prevención e higiene del Ministerio de Sanidad, sin perjuicio del obligado cumplimiento de la normativa relativa a actividades juveniles de tiempo libre vigente en Castilla y León".

Además, cuando el desarrollo de las actividades previstas se lleve a cabo al aire libre, se deberá limitar el número de participantes al 50 % de la capacidad máxima habitual de la actividad, con un máximo de doscientos participantes, incluyendo los monitores, mientras que en espacios cerrados, el número de participantes se limitará a un tercio de la capacidad máxima habitual de la actividad, con un máximo de ochenta participantes, monitores incluidos.

Los organizadores de actividades juveniles de tiempo libre velarán por cumplir estrictamente que para el desarrollo de las actividades se deberá organizar a los participantes en grupos estables de hasta un máximo de diez personas, incluido el monitor, no permitiéndose agrupaciones internas de más de 40 personas.

Asimismo, se diseñarán actividades que no conlleven compartir materiales ni equipamientos y que eviten el contacto entre niños y jóvenes, se deberá disponer de acceso a lavamanos equipados con jabón o, en su defecto, a una solución hidroalcohólica.

En cuanto a las medidas generales a aplicar en el desarrollo de todas las actividades juveniles de tiempo libre, los participantes deben presentar una declaración responsable firmada por los padres o tutores del menor en la que se especifique que en los 14 días previos al inicio de la actividad no presenta sintomatología que pudiera estar asociada con el COVID-19, ni ha estado en contacto con personas que presentaban síntomas en ese período.

Por su parte, el responsable de la actividad o coordinador de tiempo libre deberá asegurar que se adoptan las medidas de limpieza y desinfección adecuadas a las características de la actividad e instalación y las normas de prevención e higiene personal.

Por otro lado, el uso de mascarillas será en actividades grupales o para salidas fuera del recinto y cada monitor de tiempo libre será responsable de la toma de temperatura de los niños o jóvenes bajo su responsabilidad dos veces al día, una a primera hora de la mañana y otra al finalizar la tarde.

En cuanto al material de protección, el uso de mascarillas será obligatorio salvo que se pueda respetar la distancia de seguridad interpersonal de 2 metros y los responsables y participantes deberán contar con dos mascarillas limpias por día, teniendo que asegurarse los organizadores de que existan también los productos de higiene necesarios para las actividades, el material higiénico-sanitario personal, etc.

La Guía recoge también las medidas para el uso de instalaciones, aseos, vestuarios, duchas, comedor, etc., así como sus condiciones de limpieza e instalación, y el protocolo a seguir por el personal de limpieza y de cocina, así como las normas de obligado cumplimiento para el uso de piscinas, del material de las actividades y de los medios de transporte.

CAMPAMENTOS DE VERANO

La crisis sanitaria originada por el coronavirus ha obligado a reorganizar la oferta de campamentos de la Red Activa (campamentos con pernocta), Campos de Voluntariado, Cursos de Inglés y Cursos de Promoción Artística y Cultural, que este verano, y bajo la denominación de 'Rural Camps CyL', contará con una inversión cercana a los 200.000 euros.

Ante la nueva situación originada por el COVID-19, se ha decidido eliminar la pernocta y, durante los meses de julio y agosto, se desarrollarán 40 campamentos distribuidos por todas la provincias de Castilla y León, con un horario de 9.00 a 19.00 horas.

Una oferta que abarca diversas actividades náuticas, multiaventura, robótica, inglés, deporte, cine, música, teatro o incluso campos de voluntariado. Asimismo, este verano y para cumplir con las recomendaciones sanitarias, podrán participar en cada uno de los campamentos un total de 45 niños de entre 12 y 17 años divididos en dos grupos de edad y guardando todas las medidas de seguridad. EFE