EFEZamora

El alcalde de Zamora y candidato a la reelección por IU, Francisco Guarido, ha apelado al "efecto del voto útil" que permita a su partido ser el más votado en esta ciudad y sobre los posibles pactos postelectorales ha defendido que serán "siempre en la izquierda".

Guarido aspira a lograr "una mayoría suficiente" que de "estabilidad" al Ayuntamiento de Zamora, para lo que ha hecho un llamamiento al apoyo tanto de votantes de izquierdas como de centro porque en los últimos cuatro años IU ha sido la formación "más relevante", según ha asegurado en una entrevista con la Agencia Efe.

Ha pedido tomar ejemplo de Zamora por lo bien que ha funcionado el pacto de gobierno municipal entre IU y PSOE, en el que "el 90 por ciento del peso" ha recaído en los concejales de IU por ser los que mayor responsabilidad tenían.

Aún así, ha admitido que gobernar en coalición "ralentiza la solución de problemas, por lógica, pero la democracia es así".

Si Vox entra en la Corporación municipal y Guarido sigue como alcalde mantendrá con los concejales de ese partido una relación "educada", pese a que es un partido "de ultraderecha" y "xenófobo" que tiene proyectos "muy agresivos para la sociedad" en materias como el feminismo o la tributaria.

Por ello, ha aclarado que Vox no es lo mismo que el PP, aunque sean los dos únicos partidos con los que no está dispuesto a pactar tras las elecciones.

Sobre Cs, ha recordado que ha pactado con esa formación tres presupuestos y ha tenido con ellos "elegancia política y moderación".

Francisco Guarido ha destacado en el haber de su mandato, como uno de los mayores logros de su gestión municipal, superar el nivel de inversión al de los ocho años precedentes y a la vez reducir la deuda de catorce millones a cero euros.

Por contra, ha reconocido que la "espina clavada" ha sido la "imposibilidad" de traspasar al Ayuntamiento la gestión de algunos servicios municipales, algo que no ha podido hacer porque "la ley no lo ha permitido".

Sobre la posibilidad de que Tesla pueda implantarse en Zamora, el candidato de IU ha indicado que si es alcalde pondrá "alfombra roja" y dará todas las facilidades a la multinacional del coche eléctrico por los cientos de puestos de trabajo que generaría, pero ha pedido ser realistas sobre un proyecto que todos los ayuntamientos desean.

Preguntado por las relaciones que ha mantenido como alcalde con el Obispado de Zamora, ha asegurado que ha sido "buena y a la vez firme, ellos gobiernan la Iglesia y nosotros el Ayuntamiento".

Ha agregado que aunque "algunos creían que nos íbamos a estrellar no ha sido así" por no asistir como alcalde al juramento de Silencio de la Semana Santa o por no dejar utilizar el salón de plenos municipal para actos religiosos.

El alcalde de Zamora se ha referido además a la pérdida de medio millar de habitantes al año en la ciudad durante el mandato y ha asegurado que el problema de la despoblación es de todas las administraciones y los ayuntamientos son "la hermana pequeña" en este asunto, aunque también pueden hacer algo.

En este punto, ha destacado el esfuerzo por crear puestos de trabajo y formación para el empleo en la ciudad, ha admitido la crítica de que se podía hacer algo más en materia de urbanismo en cuanto a agilidad en la concesión de licencias y ha prometido un impulso para revitalizar terrenos industriales. EFE