EFEAranda de Duero (Burgos)

El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, ha destacado este martes la pujanza del sector vitivinícola de la Comunidad, ya que el 90% del viñedo existente, en torno a 80.000 hectáreas, está adscrito a alguna de las 14 figuras de calidad con que se cuenta en la región.

En declaraciones durante su visita al Centro de Alta Tecnología de Elaboración que Bodegas Protos ha puesto en Anguix, en Burgos, Herrera ha recordado que una de cada cuatro botellas que se consumen en el mercado nacional procede de Castilla y León y son más de mil millones de euros de facturación anual los que aporta este sector a la economía regional.

Ello con cerca de 19.000 profesionales que tienen un trabajo directamente relacionado con la producción vitivinícola, bien con el cultivo de la vid o en alguna de las 650 bodegas existentes en la comunidad.

"Esto es algo más que un fenómeno, algo más que una moda. Es una gran realidad que ha venido a transformar nuestro campo y en buena medida la posterior elaboración de los vinos de calidad", ha reflexionado el presidente de la Junta.

La puesta en marcha de ese centro de nueva tecnología ha requerido una inversión de nueve millones de euros, que a juicio de Herrera, ha permitido conjugar los orígenes y la tradición vitivinícola con la innovación y la tecnificación, que representa la instalación, por ejemplo, de tolvas de recepción vibrantes o al nueva nave de oresteo, que permite gestionar de forma independiente los parámetros de casi un centenar de depósitos.

Para el presidente de la Junta, Protos es una referencia obligada en la elaboración de vinos de calidad.

Fundada como cooperativa en 1927 en Peñafiel (Valladolid), 92 años después está presente en más de cien países, en 2010 inauguró sus nuevas instalaciones, diseñadas por Richard Rogers, que se han convertido en una de las catedrales del vino de la Ribera del Duero.

Además, en 2016 amplió en La Seca (Valladolid) las nuevas instalaciones que le permitieron duplicar la producción de vino basado en la variedad verdejo y en 2020 está previsto que comience la producción en otra denominación de origen castellanoleonesa, la de Cigales (Valladolid).

"Este es el camino. Estamos ante una empresa a la que hay que agradecerle que haya ejercido ese liderazgo. Es la hermana mayor de todas las marcas y todas las bodegas en Ribera del Duero y en Castilla y León", ha concluido Herrera. EFE