EFEValladolid

El vicepresidente, portavoz y consejero de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, ha achacado los roces vividos estos días con su socio de gobierno en la Comunidad al "momento congresual" que vive el PP, lo que genera "distorsiones".

En una entrevista en RNE, el portavoz de la Junta ha cargado contra los que utilizan la sanidad para obtener "réditos particulares", algo que le produce "rubor", aunque ha insistido en que estos momentos congresuales "siempre producen estas distorsiones": "Aquí no hemos cruzado ni la mitad de las acusaciones que en Madrid", ha reflexionado.

"Deberían ser un poco menos exhibicionistas", ha expresado el vicepresidente de la Junta en alusión tanto al secretario general del PSOE, Luis Tudanca, al que ha retado a un debate público para confrontar sus modelos sanitarios, y a presidentes populares como el de la Diputación de Valladolid, Conrado Íscar, al que ha desmentido sus declaraciones realizadas tras reunirse ayer con la consejera de Sanidad y resto de presidentes provinciales.

"No recuerdo que en la reunión saliese nada de lo que dijo el presidente de la Diputación de Valladolid", ha manifestado Igea en relación a las declaraciones que Íscar remitió a los medios en las que aseguró que la consejera ayer rectificó su plan sanitario, al que catalogó como "ocurrencia unilateral" de Casado.

Precisamente, sobre esta estrategia de Atención Primaria, Igea, al igual que ayer Casado, ha confirmado que cuenta con el aval del presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, ya que esta es fruto de un documento que aúna 120 propuestas de expertos y varios grupos políticos.

Por este motivo, Igea ha desechado la posibilidad de que esta estrategia vaya a ser un problema para su coalición de Gobierno, de modo que el vicepresidente no atisba la posibilidad de un adelanto electoral, aunque ha asegurado que su intención es presentarse, si así lo decide la militancia y los ciudadanos, a una segunda legislatura en la que "consolidar" las reformas iniciadas en la primera.

CASTILLA Y LEÓN, AL BORDE DE LA "NUEVA REALIDAD"

Finalmente, sobre la situación sanitaria, el vicepresidente de la Junta ha asegurado, el mismo día en el que decaen las restricciones adicionales vigentes desde hace más de dos meses en la hostelería, que, una vez se tenga vacunada a más del 90 por ciento de la población diana en dos semanas, España y Castilla y León deberán adentrarse en la "nueva realidad".

"Una vez vacunados a todos no podemos hacer nada más que convivir con el virus, que no debería condicionar nuestras vidas. Hay que construir una nueva normalidad: qué medidas deberían permanecer y cuáles aplicar ante posibles olas pandémicas", ha apostillado Igea.EFE

aam