EFEBurgos

El candidato del PP a la alcaldía de Burgos y aspirante a la reelección, Javier Lacalle, ha pedido a la ciudadanía que este domingo acuda a las urnas en clave local y no nacional, con motivo de las elecciones municipales y autonómicas.

En una entrevista concedida a Efe, Lacalle ha opinado que sería "un error" emitir el voto para las elecciones locales pensando en Albert Rivera (Cs), Pablo Casado (PP) o Pedro Sánchez (PSOE).

Ha explicado que en el plano municipal se habla de acciones locales y no de cuestiones ideológicas, "por eso el 80 por ciento de los programas electorales de los partidos son coincidentes", lo que en su opinión facilita más la consecución de acuerdos entre partidos que dentro del ámbito autonómico o estatal.

Lacalle, que se ha definido con un "convencido del municipalismo", ha reconocido que tuvo que reflexionar y consultar con su familia y el PP antes de dar el paso para volver a ser cabeza de lista al Ayuntamiento de Burgos, porque "es lógico planteárselo" después de llevar varios años en el cargo.

De hecho, tras su paso por el Ayuntamiento de Burgos como concejal, Lacalle ha sido alcalde desde 2011, primero con mayoría absoluta y en su segundo mandato, desde 2015, con mayoría simple.

Se ha mostrado convencido de que los ciudadanos valoran esa experiencia porque "no estamos para experimentos sino para seguir transformando la ciudad", ha precisado.

Para Lacalle, supone un valor añadido haber sido capaz de convertir a Burgos en la ciudad de Castilla y León que más ha invertido en infraestructuras en los últimos años, "por haber sabido llegar a acuerdos, muy especialmente con el PSOE, cuando algunos creían que la ciudad se iba a paralizar sin una mayoría absoluta", ha subrayado.

Sin embargo, ha criticado a los otros dos grupos municipales (Cs e Imagina Burgos) por haberse situado "en un 'no' casi permanente durante todo el mandato".

Javier Lacalle ha reconocido que las mayorías absolutas "han pasado a la historia, al menos por unos años", por lo que gobernar requerirá acuerdos y pactos a los que él y su partido están abiertos.

De hecho, su aspiración es la de disponer de una mayoría lo suficientemente amplia como para dar estabilidad al Ayuntamiento y poder llegar a acuerdos puntuales o de gobierno con algún otro grupo.

Por esa razón, considera que los ciudadanos deberían "concentrar el voto" en partidos "con una experiencia acreditada y posibilidades de una representación de cierto peso", ha apuntado.

Será después de las elecciones cuando se empiece a hablar de acuerdos y, aunque ya punta su disposición a negociar con todos, considera más difícil alcanzar algún tipo de acuerdo con los representantes de Podemos, a los que se refiere como "los reyes del 'no' por el 'no'".

Lo que sí ha asegurado Lacalle es que sea cuál sea el resultado electoral o de las negociaciones posteriores, seguirá formando parte del Ayuntamiento como alcalde o como concejal.

De hecho, ha defendido su reciente elección como senador como una oportunidad y "un valor añadido" que le permitirá llevar los problemas de Burgos a una cámara territorial en la que "también se tiene que oír al ámbito local, no solo al autonómico".

En su opinión, la actividad en el Ayuntamiento y en el Senado no solo son compatibles, sino complementarias, sobre todo para alguien que ya tiene experiencia de Gobierno y conoce bien el día a día de la ciudad.

Lacalle ha insistido en que los ciudadanos deben valorar que desde que es alcalde se ha pasado en Burgos de 16,400 desempleados a 9.300; se ha situado a Burgos como líder del turismo en Castilla y León, con más de 1,6 millones de visitantes el año pasado; y se ha reducido la deuda directa del Ayuntamiento de 211 a 37 millones de euros. EFE