EFEValladolid

Todos los partidos políticos se han puesto este martes de acuerdo en la Comisión de Cultura y Turismo de las Cortes de Castilla y León en que la antigua estación de ferrocarril de Segovia merece superar una maraña burocrática que ha frenado, durante 38 años ya, su consideración como Bien de Interés Cultural (BIC).

Los representantes del PSOE, el PP, Ciudadanos y Podemos han votado conjuntamente la aprobación de una proposición no de ley promovida por los socialistas para instar a la Junta de Castilla y León a resolver un expediente que comenzó a tramitarse en 1982.

Sin embargo, el texto que finalmente ha sido votado ha sido uno consensuado entre el PSOE y Ciudadanos, que ha matizado que la instancia debía tener como destinatario el Ministerio de Cultura y Deporte, al ser el competente de esta infraestructura y necesitar la Junta su aceptación para completar el expediente de declaración de BIC.

La propuesta ha sido defendida inicialmente por el procurador socialista Sergio Iglesias, quien ha denunciado la "dejación de funciones" de la Junta, y enmendada por la representante de Cs María Montero, quien ha negado que la Administración autonómica haya estado "ni ausente ni despreocupada" de este expediente.

"No es una cuestión de voluntad política sino de competencia", ha remarcado Montero, quien ha recordado que la antigua estación ferroviaria es de titularidad Estatal, en concreto del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif).

El promotor de la iniciativa se ha apoyado para su defensa en una iniciativa similar que fue secundada por todos los partidos con representación en el Ayuntamiento de Segovia y ha recordado que el valor artístico y patrimonial de este inmueble radica en su sala regia, mandada construir por Alfonso XIII entre 1911 y 1913.

Por su parte, la representante del PP María José Ortega ha insistido en los argumentos competenciales y en la negación de la dejación de funciones por parte de la Junta, esgrimidos por la representante de Cs, pero se ha detenido en que este expediente debe su retraso a "muchos gobiernos de muchos colores políticos", en referencia a los gobiernos estatales.EFE

orv