EFEValladolid

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) ha calificado de "lamentables" las declaraciones de este jueves del portavoz de la Junta de Castilla y León, Carlos Fernández Carriedo, en las que abogó por la "reconciliación" y la "concordia" para evitar caer en la "división": "Decir que la lucha de las víctimas del franquismo divide a la sociedad es encubrir a quienes tanto daño causaron", ha denunciado la organización.

En un comunicado, la asociación pionera en las exhumaciones científicas de fosas de desaparecidos por la represión franquista ha reprochado a la Junta que "los derechos de las víctimas de la represión franquista a la verdad, a la justicia y a la reparación deberían ser irrenunciables para cualquier institución democrática".

Considera que las declaraciones del portavoz de la Junta constituyen un "ataque" a estos derechos, a la memoria de las personas asesinadas y desaparecidas y al ejercicio de la justicia, que debe perseguir responsables, condenarlos y dictar reparaciones a las víctimas.

A través del comunicado, el presidente de la ARMH y nieto del primer asesinado desaparecido en Castilla y León, Emilio Silva, se ha referido así al posicionamiento del Ejecutivo autonómico: "Si el Gobierno de Castilla y León está en contra de que se juzguen los delitos, que exija el cierre de todos los juzgados”.

"Ese discurso de la concordia que manejan Vox y el PP no se atreverían a hacerlo en el País Vasco para hablar de terroristas y víctimas del terrorismo, ni ante otros muchos delitos donde la justicia divide a los que han hecho las cosas mal de quienes las han padecido, y eso es lo que reclaman las reivindicaciones de la memoria histórica”, ha añadido Silva.

La asociación ha tildado de "lamentable" el "uso edulcorado de la palabra reconciliación", la cual, ha recordado, han abandonado muchos organismos internacionales de derechos humanos "porque suena muy bien pero suele estar vacía".

"Reconciliación no es que conserven honores quienes apoyaron un golpe de Estado, asesinaron a miles de civiles, se apoderaron a punta de pistola de sus bienes y les hicieron vivir bajo un régimen de terror durante 40 años", ha denunciado la organización.

Tampoco "que los criminales que cometieron las desapariciones forzadas sigan impunes judicial, política y académicamente" o "que en los libros de texto no se cuente la historia de los responsables del golpe del 18 de julio de 1936, de la participación de la Iglesia Católica en la dictadura o de quienes se beneficiaron inmensamente" de ella.

"Reconciliación no es, como dicen Vox y el Partido Popular, preservar las memorias equiparadas de quienes destruyeron la democracia, llenando las fosas de seres humanos, y de quienes la defendieron y fueron asesinados por hacerlo", ha concluido la asociación en su comunicado. EFE

1011939

lll/grg