EFEPalencia

Siete siglos de historia y arte glosará en una exposición la catedral de Palencia desde la colocación de su primer piedra, el 1 de junio de 1321, una joya de arte gótico pese a lo cual aún conserva el apelativo popular de 'La bella desconocida" ante la magnificencia de otras coetáneas como Burgos, Toledo y León.

La exposición "Renacer", presentada este lunes en el primer templo de la diócesis, conmemorará esas siete centurias entre junio y diciembre próximos a través de un viaje por sus estancias, arquitectura y piezas que será acompañadas por fondos procedentes del Museo del Prado y de las catedrales de Burgos, Segovia y Toledo.

El secretario de la Fundación 7º Centenario Catedral de Palencia 2021, José Luis Calvo, ha presentado algunos detalles de "Renacer" con la que concluyen los actos conmemorativos de los siete siglos de este templo, aún inacabado y que se asienta sobre otras tres seos, la más antigua de origen visigótico, fechada a mediados del siglo XVII y de la que se conservan restos como la cripta de San Antolín.

"No queremos ser ni olvidados ni desconocidos", ha pedido Calvo, quien ha reivindicado durante su intervención ante las autoridades la importancia del templo y de todo lo que contiene.

Ese es el objetivo de "Renacer", que podrá verse del 17 de junio al 11 diciembre y, como indica el título, hace referencia a la nueva vida del templo, "que se está restaurando, revalorando, repensando, abriendo a la sociedad, recordando su pasado y trabajando para el futuro", ha proseguido.

La muestra ha sido pensada para mostrar de forma distinta "lo que es y contiene" la catedral, exponer los tesoros de la Diócesis y mostrar obras relacionadas con el pasado de Palencia.

Además de las obras de la propia catedral y de la Diócesis palentina, el recorrido albergará piezas procedentes de conventos y monasterios de la provincia y de museos nacionales, autonómicos y parroquiales, entre ellos el Museo del Prado, las catedrales de Toledo, Burgos y Segovia o el Museo Goya de Zaragoza.

Aportarán también fondos parroquias como las de Cervera de Pisuerga, Paredes de Nava o Población de Campos.

Lejos de concebir la Catedral como un mero contenedor artístico, "Renacer" convertirá los espacios de la construcción en uno de sus principales argumentos, siempre relacionados con las piezas reunidas.

De ese modo, los lugares más conocidos del edificio compartirán protagonismo con otros que normalmente no pueden ser visitados, y en ellos se podrán ver tanto las obras maestras catedralicias como otras habitualmente no expuestas o desconocidas hasta el momento, así como algunas que en su día pertenecieron a la seo palentina y ahora regresan desde los distintos lugares a los que fueron a parar.

La exposición se estructura en torno a siete capítulos, cada uno de ellos asociado a un sacramento, y un epílogo, tal como ha detallado quien también es su comisario, José Luis Calvo.

La integración de las obras en sus respectivas ubicaciones conlleva una transformación del espacio catedralicio, que podrá verse desde una perspectiva muy diferente a la que propician las visitas convencionales y en la que adquieren un realce especial detalles que en circunstancias normales pueden pasar desapercibidos.

Elementos textiles enmarcarán el recorrido artístico-arquitectónico y espiritual en un montaje que tendrá su complemento informativo a través de dispositivos móviles. EFE