EFEBurgos

La consejera de Educación de la Junta de Castilla y León, Rocío Lucas, se ha mostrado este martes "satisfecha" por haber logrado "con mucho esfuerzo" mantener las clases presenciales y ser la única comunidad con esa presencialidad en Formación Profesional y una de las pocas en Secundaria y Bachillerato.

En declaraciones a los periodistas antes de visitar las obras del nuevo colegio de Villimar, en la capital burgalesa, Lucas ha subrayado el esfuerzo que han realizado la administración, los docentes, las familias y los alumnos para que las clases se hayan podido desarrollar con la mayor seguridad posible durante este curso.

Ha estimado que la incidencia de positivos en el ámbito educativo está siendo menor en esta cuarta ola que en la anterior, porque las aulas son un reflejo de la sociedad y la tercera ola fue más dura.

La consejera ha destacado también los cerca de diez millones de euros que ha invertido en este curso en cinco centros de la provincia.

La mayor parte, siete millones, se han destinado al colegio de Villimar, que contará con 18 unidades de Infantil y Primaria, para unos 450 alumnos, y empezará a funcionar en septiembre de 2022. EFE

1010207

Psb/mr

(foto)