EFEValladolid

La guerra de Ucrania y la subida de los precios han "cronificado" las peticiones de ayuda de alimentos en la Castilla y León, para lo que el Gobierno de España ha puesto en marcha el programa de ayuda alimentaria que destinará solo la provincia de Valladolid 287.000 kilos, por un valor de 253.000 euros.

Este envío alimentario recibido este lunes en el Banco de Alimentos de Valladolid se corresponde con el primero de los tres programados por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, que consta de trece alimentos no perecederos de fácil almacenamiento y consumo, ha explicado a los medios el subdelegado del Gobierno en Valladolid, Emilio Álvarez.

Como ha detallado el subdelegado, solo en la provincia de Valladolid hay 11.658 familias en situación de dependencia social o económica, el 26,6 por ciento del total de Castilla y León.

Por su parte, el presidente del Banco de Alimentos, Jesús Mediavilla, ha alertado de que la crisis económica, la subida de los precios y la guerra en Ucrania han "cronificado" las peticiones de ayuda, que suman ahora a las entidades locales que están haciendo frente a las necesidades de estos refugiados e inmigrantes.

En este sentido, la presidenta de Cruz Roja, Rosa Urbón, ha incidido en que el perfil de las personas demandantes de estas ayudas de alimentos también se completa con parados de larga duración o con "empleos precarios", a los que hay que añadir a "muchas familias que lo han pasado mal durante y ahora después de la pandemia".

Asimismo, Urbón ha indicado que desde Cruz Roja no solo se limitan a ofrecer ayuda de alimentos, sino que lo completan con un "apoyo integral" a las familias con sus programas de empleo o con "acompañamiento" a los menores.

De esta forma, los alimentos repartidos en este primer envío llegarán a individuos, familias, hogares o grupos que se encuentren en situación de pobreza económica, así como a las personas sin hogar y otras en especial situación de vulnerabilidad social.

La cesta consta de trece productos: arroz, alubias cocidas, atún en conserva, macarrones, tomate frito, galletas, macedonia de verduras, cacao soluble, tarros de gruta y de pollo, leche entera UHT y aceite de oliva.

A nivel nacional, este primer suministro supone la distribución de aproximadamente 28,3 millones de kilos de alimentos, el 40 por ciento de las cantidades totales de 2022.

La Federación Española de Bancos de Alimentos y de la Cruz Roja distribuyen los alimentos entre las 5.400 organizaciones asociadas de reparto a más de 1,3 millones de beneficiarios finales.EFE

aam