EFEValladolid

Desde mañana miércoles y hasta el 23 de marzo las compañías escénicas de Castilla y León podrán optar a una línea de subvenciones de más de 969.000 euros, dirigida a financiar la producción y giras de espectáculos, con ayudas máximas de 40.000 euros, y 120.000 en el caso de coproducciones.

El boletín oficial de la Comunidad, el Bocyl, publica este martes un extracto de esa convocatoria de subvenciones para el periodo 2020-2021, que supone un incremento presupuestario de más del 50 por ciento respecto a la anterior convocatoria, según ha explicado la Consejería de Cultura y Turismo en un comunicado.

La convocatoria financia actuaciones de estas compañías desde el 1 de abril de 2020 al 30 de septiembre de 2021 y permite el anticipo de las cuantías subvencionadas, sin necesidad de constituir avales, lo que supondrá aportar liquidez a los profesionales del sector con más eficacia y sin costes añadidos a su cargo, atendiendo así las necesidades de un sector especialmente dañado por la crisis sanitaria derivada de la COVID-19.

Se trata, de acuerdo a las mismas fuentes, de una "decisiva mejora respecto a anteriores convocatorias, dado que permite que los profesionales de artes escénicas cuenten con financiación en cuanto se resuelva la convocatoria".

Podrán optar a estas subvenciones las empresas, físicas o jurídicas, que sean compañías profesionales de artes escénicas de Castilla y León, que tengan su domicilio o sede social permanente en la Comunidad, siempre que hayan realizado al menos una producción en los tres años anteriores al inicio del plazo que se establece en la convocatoria, el 1 de abril de 2020.

La cuantía de las subvenciones podrá ser, como máximo, del 70 por ciento de la inversión en cada una de las actuaciones para las que se solicita la subvención, con el límite de 40.000 euros para proyectos de producción y 40.000 euros para proyectos de gira.

Y en el caso de las coproducciones, el máximo son 120.000 euros, con el fin de favorecer la coproducción de espectáculos de mayor envergadura y proyección en el exterior. EFE